CulturaVariedad

El Cristo de Esquipulas se quedó en Antón

La fiesta patronal de Esquipulas se celebra el 15 de Enero.  En Guatemala se conoce como Negro debido a que a lo largo de más de 400 años de veneración, la madera en que fue tallado ha adquirido una tonalidad más oscura.

¿Cuándo y cómo llegó esta imagen a la humilde población de Antón? Para el historiador Rosas Quirós, vino de la región guatemalteca de Esquipulas, de donde es oriundo el Cristo Negro, tallado por el portugués Quirio Cataño en 1594. Este Cristo, que apareció en Antón, lo habría confeccionado el propio Cataño. Hay otra versión de Rafael Isaza Vieto, quien sostiene que la imagen la trajo el cura Marcelino Vega Vissueti desde España, a inicios de la cuarta década del siglo XIX.

Hay interpretaciones, que han adquirido la categoría de leyendas. Una de ellas es la del profesor Armando Del Rosario, quien afirma que ante la necesidad de un Cristo para la Ermita de Antón, llega al lugar un hombre ‘patriarca y misterioso’, quien se ofreció a esculpir en madera fina al Cristo crucificado. El hombre tomó una casa como taller, se encerró por varios días, durante los cuales nadie supo de él. Le ofrecían comida por una ventana y nada más se escuchaba el ruido que producía al hacer su trabajo. Cuando al cabo de un tiempo, todo quedó en calma, las personas curiosas abrieron la puerta, entraron y se percataron de que el misterioso hombre no estaba, que la comida que le brindaban, no la había consumido, pero había dejado una imagen del Cristo en madera. Esta versión es confirmada por Rosas Quirós. (Coclé de Natá, pág. 298).

Artículo anterior

¿Vives un Evangelio a la carta?

Siguiente artículo

Llegó la hora de la JMJ Panamá