Portada

Daño a la cuenca 146 es una deuda ecológica

Desde hace muchos años, los residentes en las comunidades ubicadas en Pacora Los Lotes de Pacora, Las Garzas, entre otras, mantienen una lucha constante por la contaminación y desmedida extracción de arena y piedra que se ha dado en los afluentes de la denominada cuenca 146, con sus negativas consecuencias.

La referida cuenca es la que abastece de agua a los residentes en estas áreas y, según las denuncias presentadas en diversos medios de comunicación, la extracción de arena y piedra del río Pacora, por parte de particulares y empresas privadas, pone en riesgo su caudal y el abaste-cimiento del agua potable a sus hogares.

Panorama Católico también se hace eco de la denuncia presentada por residentes de Pacora y San Martín que pertenecen a la Parroquia de Jesús Buen Pastor. Los moradores advierten que la construcción de nuevas barriadas ha provocado serios problemas de contaminación porque las plantas de tratamiento de aguas residuales colapsan luego de cierto de tiempo.

Aducen que no hay capacidad para atender la demanda de agua dado que en estas comunidades la población ha aumentado drásticamente, además de que se ha causado daño al medio ambiente producto de la contaminación.

Yolanda Castillo, Roberto Díaz, Amelia Castillo, junto a otros residentes de estas comunidades representan a este grupo de la comunidad que ha denunciado también que el polvo que se levanta de las orillas del río por la erosión que afecta las plantaciones, provocando que los árboles den menos frutos de los que se espera.

En nuestro recorrido por el área en las riveras del río, observamos palas mecánicas de una empresa constructora de proyectos residenciales. Extraen arena sin detenerse ante los daños que ocasionan el deterioro del ecosistema de este lugar, que posee áreas verdes muy valiosas.

Cirilo Sandoval, director de la Escuela Carlos Constantino Arosemena, asegura que en ocasiones no pueden dar clases porque no hay agua. “Se va hasta por ocho días”, dijo.

Repuesta de las autoridades

El Ministerio de Ambiente (Mi Ambiente), cuenta con una oficina de recepción de denuncias en la que la ciudadanía presenta sus quejas por posibles afectaciones a los recursos naturales. María de Los Ángeles Bajura, directora regional metropolitana de Mi Ambiente, señala que las denuncias deben presentarse por escrito y apoyarse con fotografías, ante el Director Regional correspondiente.

“Se puede llamar al centro de llamadas 311 que también recibe las denuncias y las envía a la entidad competente mediante correo electrónico”, dijo.

La directora manifestó que el ministerio está conformando los comités de cuencas hidrográficos integrados por entes multidisciplinarios y usuarios de la Cuenca y -en el caso del Río Pacora- asegura existe un comité desde diciembre de 2015 que aborda los problemas que aquejan a las comunidades.

“Hemos atendido múltiples temas y denuncias de posibles afectaciones dentro de la Cuenca. En los casos que se han encontrado infractores se abren los procesos sancionatorios correspondientes”, informó Bajura.

Como parte del mecanismo de intervención, el Ministerio de Ambiente ha reforestado dentro de la Cuenca. En el año 2016 y 2017 se reforestaron 7 y 15 hectáreas, respectivamente, y para este año 2018 pretende reforestar 30 hectáreas como acción dirigida a recuperar la cobertura boscosa dentro de la Cuenca, acotó Bajura.

El asesor del Instituto Smithsonian, Stanley Heckadon, señaló en una entrevista a otro medio impreso que el daño al cauce del río Pacora sería irreversible, si se insiste en seguir con estas extracciones e indicó que estas prácticas deben regularse para evitar mayores desastres en esta zona.

Intervienen otras autoridades

La Dirección de Recursos Minerales del Ministerio de Comercio e Industrias (MICI), en Resolución Ejecutiva del 12 de enero de 2000, suspendió la extracción de material del río Pacora, la misma continúa vigente. Según esta Dirección, en ese mismo año fueron rechazadas 15 solicitudes para otorgar contratos de extracción de piedras en este río; además se delimitó una zona de 300 metros de cada lado del río, con la finalidad de que la zona contara con servidumbre y protección a sus márgenes.

Pruebas de agua revelan contaminación

TVN Canal 2 realizó estudios al agua de los cuatro afluentes del río. Las pruebas revelaron lo siguiente:

En la primera prueba el muestreo arrojó 2 millones de bacterias presentes en el agua que cae al río en un primer punto. En el segundo punto se encontraron más de 7 millones de bacterias.

En el tercer punto de análisis se encontraron coliformes y Chericha Coli, precisamente donde está una porqueriza. Finalmente la cuarta prueba reveló más de 8 millones de bacterias que contaminan el río. En ese momento se sugirió no bañarse en el río ni tomar agua dado su alto grado de contaminación.

Rogelio Parris, Director Técnico de Waste Water Treatment, empresa que realizó las pruebas, dijo que este tipo de muestras tomadas en diversos puntos revelaron un alto grado de contaminación y por ello las empresas involucradas deberían hacerse responsables de los daños ocasionados.

Deuda Ecológica

Artículo anterior

Acepta el llamado y deja la banca

Siguiente artículo

Capacitan a jóvenes