ComunidadJóvenes

Emprende y aprende; no te quedes si hacer nada

Aunque hay un sinfín de actividades para mantener a los niños y jóvenes ocupados durante estas vacaciones, a veces resulta difícil y tedioso encontrar alguna que de verdad les interese. Sobre todo para los jóvenes, a los que nada les llena por completo; pero, ¿has pensado en la alternativa de un trabajo temporal? Muchos ya están optando por esta opción.
Hay muchachos que durante este tiempo poco colaboran en las labores domésticas, duermen hasta tarde, permanecen largas horas viendo televisión, hablando por teléfono o conectados a internet, lo que para nada es sano.
Por el contrario, ellos necesitan estar activos, y para evitar la ociosidad una buena alternativa es un trabajo temporal en el que puedan ocuparse y con el que puedan obtener ingresos con objetivos de ahorro o para costear gastos personales, señala Marta Jiménez, Psicóloga.
Más aún si ese trabajo es lo suficientemente divertido, las vacaciones de verano no serán un dolor de cabeza para ellos ni para sus padres.
El que los jóvenes tengan un trabajo temporal en el verano trae grandes beneficios, como por ejemplo, se les inculca la buena presencia y modales, un empleo ofrece a los adolescentes la oportunidad de fomentar la responsabilidad, aprenderán habilidades valiosas para la vida laboral como el trabajar en equipo, fomenta la asistencia, puntualidad y servicio al cliente, aprenden a ser más disciplinados, sociables y solidarios, y muchas cosas más.
“Si bien es cierto que el tipo de trabajo que obtengan los chicos durante el verano no es realmente importante, sí les ayudará a adquirir conocimientos, desarrollar habilidades y posiblemente descubrir algunos talentos que desconocían”, señala la especialista. La clave es buscar y no quedarse esperando a que el puesto vacante llegue hasta sus manos.
Los jóvenes pueden emplearse en diversos puestos, como por ejemplo monitores en los cursos de verano, asistentes en restaurantes de comida rápida, servicios de entretenimiento, los parques de recreación son otra gran fuente de empleo para adolescentes en el verano, ya que es en esta temporada cuando reciben mayor asistencia de clientes.
Con intentar no se pierde nada, sólo basta elaborar una solicitud de empleo y presentarse en la entrevista de trabajo con una actitud entusiasta, responsable y cooperadora.

Artículo anterior

Para los momentos difíciles el remedio es la oración

Siguiente artículo

¿Somos católicos congruentes?