DiócesisPanamá

Fortalecen la unidad familiar

Unos 22 matrimonios comunitarios dieron inicio a la Semana de la Familia, con oficiales de la Policía Nacional y sus es-posas, presidido por el Obispo de Darién Pedro Joaquín Hernández Cantarero.

Monseñor Hernández señaló que el Sacramento del Matrimonio no se agota el día de la boda; es un sacramento permanente y por medio de él, Cristo sale al encuentro de los esposos y les acompaña a lo largo de toda su vida matrimonial y familiar.

Asimismo les dijo directamente: “Ustedes inician un camino, no exento de dificultades, seguramente habrá obstáculos, pero la unidad, la fidelidad, la comprensión mutua en cada momento serán importantes para que su unión se santifique en ustedes y con ello sus familias”.

Recibir el sacramento del matrimonio, exigió a las unidades policiales formación, y sí lo manifestó, el Capellán de la Policía Nacional, padre Edgar Flores, “estas bodas comunitarias llevan adelante un proceso particular que inicia con una invitación y luego la formación con el Movimiento Familiar Cristiano que se encarga de llevar-los hasta el matrimonio”.

Explicó que como toda pareja que desea contraer matrimonio eclesial, se sigue un proceso e incluso reciben los sacramentos previos como: primera comunión, confirmación, y por supuesto el sacramento de la reconciliación.

Para el Sargento Primero Irvin González, fue un momento especial y agradeció a Dios por este paso importante en su vida. “Junto a mi esposa fortalecemos nuestra unión y nuestra familia” dijo emocionado tras recibir el Sacramento del matrimonio.

Artículo anterior

Conferencia Internacional Unidos para Curar

Siguiente artículo

“Sí tenemos la capacidad de hacerlo”