ComunidadParejas

Gestos románticos en el día a día para fortalecer la relación

A veces, cuando llevamos bastante tiempo con nuestra pareja, notamos que la rutina empieza a adueñarse de nuestras vidas y que se pierde esa pasión del principio. Pero podemos ponerle remedio con pequeños gestos románticos para hacer cada día.

El romanticismo de los buenos días nunca debe faltar. Levantarse cada mañana es mucho más agradable si te dicen un “buenos días” con una sonrisa. ¿Por qué no se lo dices tú? El efecto no falla: uno de vuelta con una sonrisa mayor.

Uno de los gestos más simples y bonitos de hacer: tomarse de las manos, bien estés paseando o viendo la tele, si se toman de las manos es una forma romántica, tierna de sentirse más cerca el uno del otro.

Además, seguramente sea uno de los primeros pasos que distes al comenzar la relación, ¿por qué no recordarlo así?

¿Desde cuándo no se escriben mensajes románticos?

Ahora, gracias a las nuevas tecnologías, puedes recordar a tu esposo lo mucho que te acuerdas de él para avivar el romanticismo. Un “¿cómo va el día?” será suficiente para sacarle una sonrisa y, si lo acompañas de un mensaje romántico te lo habrás ganado.

Es cierto que cuando tenemos hijos y trabajo no hay tiempo para preparar una cena de velas a solas, pero eso no es excusa. Una cena especial no tiene por qué complicarnos la vida, lo importante es ser creativo: la comida favorita de los dos y una película puede ser muy romántico si se prepara con cariño.

Tiempo a solas

hijos, trabajo, actividades extraescolares, salidas con amigos… acaba la semana y apenas hemos encontrado un hueco para hablar tranquilamente con nuestra pareja y “sentirnos” enamorados.

La mejor opción es que, si el tiempo no llega por sí mismo, lo encuentres tú: por ejemplo, puedes poner la alarma 15 minutos antes y aprovecha ese tiempo para despertar tranquilamente y fomentar la comunicación.

Ya sea en una escapada de un fin de semana, salidas a cenar, caminar, hacer ejercicio, leer juntos o conversar mientras tomas un café son oportunidades únicas para fortalecer los lazos entre ustedes.

Estar a solas como pareja, permite redes-cubrir pequeñas cosas que habían dejado de lado. Un contexto nuevo puede ser el pretexto perfecto para traerlas a su relación una vez más.

Artículo anterior

Música, un elemento para influir en la conducta

Siguiente artículo

Orígenes del club de fútbol La Juventus de Turín-Italia