Portada

Juventud levántate: Jesús Nazareno sale a tu encuentro para recibirte

Este Primer Domingo de Cuaresma, miles de peregrinos llegan a profesar, celebrar y testimoniar su fe, ante la imagen de Jesús Nazareno de Atalaya. Este año están convocados de manera especial los jóvenes, de ahí que el lema sea: “Joven, a ti te digo levántate”.
Y es que la Iglesia que peregrina en Panamá está dispuesta a ir al encuentro de los jóvenes alejados, muchos de los cuales están sumergidos en el vicio de la droga o son utilizados por grupos violentos.
Así lo ha manifestado el obispo de Santiago, Monseñor Audilio Aguilar Aguilar: “Creo que hay una gran cantidad de jóvenes trabajando en las parroquias, muy animados y entusiasmados; pero muchos más están alejados, y hay que atraer aquellos que están en las universidades o trabajando”.
Insistió en que hay muchos más jóvenes que no están entre los que practican su fe y no les da vergüenza dar la cara como cristianos católicos, y “hacia ese sector de la población debemos dirigirnos para que dejen atrás el abismo que les aisla del encuentro con Jesús Nazareno”.
Una de las cuestiones que plantea es dónde encontrar a los jóvenes que no están en los ambientes eclesiales, y Monseñor Audilio Aguilar piensa que hay dos ambientes: la música o el deporte, medios donde la juventud se siente a gusto.
No descarta incluir a los jóvenes que protestan o están en partidos políticos. “Ahí también debemos estar para escuchar sus inquietudes y opiniones sobre la Iglesia,” indicó.
Asegura que cuando los jóvenes acuden y comprueban que es una Iglesia atenta a sus dificultades y se sienten miembros activos, apartan esa idea distorsionada que podrían tener, y se integran a la vida parroquial.
El obispo de Santiago cree que la clave principal para acercarse a los jóvenes de hoy es tener “una actitud abierta y de escucha”. Y añade: “Los jóvenes tienen mucho que decir. En esta etapa se plantean muchas interrogantes, se busca un camino a seguir. Por eso es importante estar presente, y tener una escucha activa. Se trata de favorecer espacios de encuentro y diálogo”.
La idea es que, poco a poco, se vayan incorporando más jóvenes y que se les atienda, advierte monseñor Audilio, tras señalar “que es importante que conozcan el trabajo que hacemos y, de alguna manera, lo vean como una concreción de ser creyentes”.

Artículo anterior

“San Valentín hoy”

Siguiente artículo

Comunidad de Sansón arriba construye su nueva capilla