DiócesisPanamá

“Más que dar instrucción se requiere formación en el amor”

“¿Por qué se insiste en priorizar estos llamados “derechos sexuales y reproductivos, que traen campañas pro aborto y de esterilización?”, sentenció el Arzobispo de Panamá, Mons. José Domingo Ulloa Mendieta en su Homilía con motivo de la Jornada Mundial de Paz, Eucaristía que se celebró en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes en Carrasquilla.

Monseñor Ulloa puntualizó que es mucho más necesario, el luchar para garantizar estructuras justas que cambien la exclusión y la pobreza, la deserción escolar y los fracasos escolares, entre otros problemas que aquejan a la población estudiantil panameña.

Siguiendo los planteamientos del Santo Padre Francisco en su discurso ante  los obispos polacos el 27 de julio de 2016, en la catedral de Cracovia, Polonia,  el pastor de la grey arquidiócesana  hizo un llamado a los padres de familia y a los cristianos en general para que estén  atentos a los intentos de introducir por varios mecanismos en el sistema educativo, ideas que disfrazadas de derechos humanos tienen en el fondo la intención de enseñar a los niños y niñas la ideología de género.

En dicho discurso el Papa calificó estos sistemas como “colonizaciones ideológicas” que están presentes en Europa, América, África, y en algunos países de Asia.

El arzobispo de Panamá reconoció la importancia de la educación sexual; no obstante aclaró, que más que dar instrucción se requiere una formación en el amor para que la niñez y la juventud puedan amar y apreciar su sexualidad.  “Esta es la justa educación que se requiere”, subrayó.

En su homilía monseñor Ulloa también abordó otros temas entre ellos: el impulso renovador que será para la Iglesia la Jornada Mundial de la Juventud; La No-Violencia como un estilo de política para la paz; el centenario de la aparición de la Virgen de Fátima.

Artículo anterior

Informe de actividades preparatorias para JMJ

Siguiente artículo

Cristo de Esquipulas