ChitréDiócesis

Organizadores ponen en las manos de Dios el ENRJ 2017

El XXXVIII Encuentro Nacional de Renovación Juvenil 2017 está a la vuelta de la esquina, por ello los organizadores realizaron en días pasados el PRE-CHITRE, un retiro de Oración para todos los que participan en algunas de las Comisiones del encuentro. 

Fueron muchos los momentos que se vivieron; la Comisión de Música dio a conocer los cantos nuevos que se tendrán para este año.  Entre oración y canciones se fue desarrollando la mañana.

Le tocó al joven Rubiel Villarreal dar el primer tema, basado en el lema del encuentro “Yo he puesto mis palabras en tu boca”. Luego hubo tiempo para compartir sobre el tema dado, llegando a la conclusión de que Dios llama,  elige y consagra, para evangelizar al pueblo; un llamado a ser los nuevos Jeremías, convirtiéndose en la voz de Dios.

El segundo tema estuvo a cargo  del Padre Pablo Hernández, quien les habló de la Misión de Jeremías, un joven con problemas, dificultades sociales y familiares; pero que dentro de todo eso le da un  giro a su vida para entregarla a Dios.

Así mismo, compartía el Padre Pablo, Dios sigue amando a los jóvenes en medio de sus problemas, les quiere como son, les llama y pone su vida divina dentro de ellos, para que lo que den, expresen y vivan, sea la misma vida de Dios.

“Tener un encuentro personal con el Dios Vivo, es lo único que puede hacer de estos jóvenes, verdaderos profetas que anuncien a un Dios Vivo a toda la juventud panameña”, dijo el sacerdote.

Luego celebraron la Eucaristía en la que se les invitó a ser como Jeremías, ser servidores, ser la cara de Dios para los jóvenes que llegan de visita; así mismo vivir en verdad los sacramentos y acudir a la Reconciliación para estar preparados espiritualmente.

Tomando la Fiesta del Bautismo de Jesús invitó además a orar pidiendo la fuerza Renovadora del Espíritu Santo, para que llenos de él, puedan ser verdaderos testigos de Jesús.

Después de la Eucaristía disfrutaron de un momento íntimo de adoración el Santísimo Sacramento, y pusieron el ENRJ en sus manos.

Se oró  por cada comisión, por los predicadores que serán la voz de Dios, y por cada donante que año tras año ayudan a que esta obra de Dios continúe. Así mismo solicitan donaciones de alimentos con las Hermanas Teresianas o comunicarse a los teléfonos 65537093/66732422.

Artículo anterior

Comunidad de Remedios honra a la Madre de Jesús

Siguiente artículo

Compañía, afecto y alegría para privados de libertad