Variedad

Orígenes del club de fútbol La Juventus de Turín-Italia

Se ha iniciado con fuerza la fiebre por el “mundial de futbol”. Es un deporte que se ha metido en el corazón del pueblo, lo juegan niños, jóvenes, adultos y hasta ancianos. Hombres y mujeres se sienten capaces de jugarlo y propagarlo. Es algo bueno que alegra el corazón de todos.

Como curiosidad, se me ha ocurrido hablar en esta ocasión de los orígenes del equipo turinés llamado “La Juventus”. Fue fundado en 1897 como “Sport Club Juventus” por un grupo de jóvenes que pertenecían al Oratorio Salesiano que fundó Don Bosco en 1845 en Turín, Italia. Es un equipo que ha jugado en la máxima categoría del futbol italiano desde 1929. Su nombre se debe a la juventud de sus fundadores que fueron acogidos y protegidos por San Juan Bosco. Ellos recibían catequesis, aprendían oficios, y por supuesto practicaban el de-porte. Se formaron con el espíritu y carisma de este gran santo de la juventud. Este deporte ha ido adquiriendo gran importancia en el siglo pasado y el presente, pero en el siglo XIX no estaba tan difundido. En un documento del año 1915 que se lee en la Revista “Hurrà Juventus” se “hace referencia a la existencia de este club fundado por jóvenes cristianos de la calle, que no contaban con ningún recurso únicamente la ayuda de la recién fundada congregación salesiana.

Cuando se fundó el Club Juventus ya Don Bosco había muerto en 1888. Se preocupó por la juventud que vivía en una sociedad un tanto materialista producto de la revolución industrial. La juventud estaba expuesta a los vicios y había que hacer algo por ellos. Don Bosco ayudaba a los jóvenes para que llegares a ser buenos cristianos y honrados ciudadanos en la sociedad. El deporte era un medio excelente. Don Juan E. Vecchi, octavo sucesor de Don Bosco, nos dice que “El binomio ‘catequesis y juego’ se transmitió en todas las obras salesianas. No se entiende una escuela salesiana que no tenga, al menos como complemento, las actividades recreativas y deportivas”. No es de extrañar que aquellos jóvenes que fundaron la “Juventus” estuvieran bien impregnados del espíritu salesiano.

Existen muchos deportistas en el mundo que se han formado en oratorios y centros juveniles salesianos. El deporte ocupa un Puesto fundamental en el Sistema educativo salesiano. En las sanas recreaciones los niños y jóvenes se expresan espontánea-mente. Dice un dicho latino “mens sana in corpore sano” “mente sana en un cuerpo sano” que tiene como sentido la necesidad de tener un espíritu equilibrado en un cuerpo equilibrado. Don Bosco estaba convencido de que la alegría y el juego son factores importantes, para que en sus obras se genere un clima de familia propicio para la educación y la transmisión del evangelio. El Papa Francisco ha dicho que no se debe olvidar que la persona humana es un todo, espíritu y cuerpo. “los animo a cultivar siempre, junto a la actividad deportiva y competitiva, también la dimensión religiosa y espiritual. A veces sucede que un joven o una joven, por los entrenamientos y las competiciones, deja de lado la Misa, la catequesis. Esto no es un buen signo, quiere decir que se ha perdido la escala de valores. Como también no se debe descuidar el estudio, la amistad, el servicio a los pobres.

Artículo anterior

Gestos románticos en el día a día para fortalecer la relación

Siguiente artículo

Reconciliación en las familias