DiócesisPanamá

Hay que respetar la dignidad humana

Realmente es doloroso cuando violentamos la intimidad de una persona enferma por hacer una noticia sensacionalista en busca de vender más periódicos, manifestó el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa Mendieta, ante la foto publicada en un periódico de la localidad de Manuel Antonio Noriega en su grave condición actual.
La pregunta que se hizo el arzobispo Ulloa, es que si se tratara de algún familiar de los dueños del periódico o de una persona rica, ¿se hubiera publicado la fotografía?. No podemos olvidar jamás que so pretexto de “vender más periódicos” irrespetar la dignidad de las personas, sin importar de quién se trata.
No podemos seguir con esa actitud que no edifica, ni construye y mucho menos aporta en nada a nuestra sociedad. Esto nos hace daño y nos va deshumanizando cada vez más, advirtió, tras agregar que esto el Papa lo definió muy clraramente al decir: “No hay que caer –sin ofender, por favor- en la enfermedad de la coprofilia: que es buscar siempre comunicar el escándalo, comunicar las cosas feas, aunque sean verdad”.
Para monseñor Ulloa es necesario mantener la ética y códigos morales que garanticen la dignidad de la persona y la libertad de expresión en los medios de comunicación social.
Esta realidad del sensacionalismo no es ajena al Papa Francisco, tanto es así que el lema en la 51 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, de este año es: «No temas, que yo estoy contigo» (Is 43,5) Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos, que es una invitación y un desafío para los comunicadores para ofrecer a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo narraciones marcadas por la lógica de la «buena noticia».

Artículo anterior

Ejercicios espirituales para fortalecer su gran misión

Siguiente artículo

La Anunciación del Señor la vida siempre es buena noticia