ChitréDiócesis

Servicio Social del colegio Ntra. Señora del Buen Consejo

Con el fin de ayudar a los más necesitados y movidos por la fuerza del Espíritu Santo entre 65 estudiantes y ocho docentes, una vez más se sumaron a participar del Servicio Social Agustiniano que realiza cada año el Colegio Agustiniano Nuestra Sra. Del Buen Consejo de Chitré.
Estas obras que realizó el Servicio Social Agustiniano del 10 al 20 de diciembre, fue con el objetivo de beneficiar a una gran cantidad de personas y comunidades de escasos recursos que comprenden la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, en el Colegio Agustiniano y en la Parroquia San Sebastián, en Ocú.
De acuerdo con la Hermana Teresa Castillo, coordinadora del Servicio Social Agustiniano, dijo que para realizar los diferentes proyectos que ejecutaron en las tres comunidades se invirtieron aproximadamente 15,000 balboas.
El Servicio Social según la Hna. Castillo, busca realzar la educación integral del estudiante especialmente; en una formación académica, religiosa y humana, es decir, involucrar al estudiante en todas sus dimensiones.
Según la Hna. Catillo, durante 10 días los jóvenes y docentes realizaron la construcción de la cerca en el Convento San Alonso de Orozcó, la Construcción de la cerca en La Capilla San Agustín en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario; la construcción de la Gruta en el Colegio Agustiniano; también repararon y pintaron la cerca en la Casa de Oración Casiciaco de los Padres Agustinos en la playa el Rompío-Los Santos; otras de las labores fue, limpiar y pintar, en el Hogar de Ancianos en Chitré y el Albergue Doña Evelia de Cortés, realizaron la fiesta de navidad a 80 niños de la barriada El Rosario y donaron bolsas de comida, ropa, zapatos en la parroquia San Sebastián en Ocú, indicó la Hna. Teresa.
Según la Hna. Teresa, uno de los cambios evidentes es “el testimonio de cada estudiante, su percepción de la realidad que les circunda y les deja cierta inquietud de optar por el voluntariado como medio para transformar la sociedad”.
La única forma de hacer despertar en los jóvenes de un compromiso social con las comunidades más vulnerables, es ponerles en contacto con la realidad de pobreza, marginación, sufrimiento, abandono y dolor que sufren miles de personas en nuestro país, en nuestras comunidades, considera la Hna. Teresa.
“Es por ello que el Colegio Agustiniano, sigue sus principios y las disposiciones legales del Ministerio de Educación, estableció el Servicio Social desde el año 1997.

Artículo anterior

Don Bosco: Padre, Maestro y Amigo de los Jóvenes

Siguiente artículo

Juventud colaboradora permantente