DiócesisPenonomé

Tarde de alabanza y adoración celebrando el día de la tierra

Con el lema “Nuestra tierra, el hogar que Dios nos dio”, el equipo de la JMJ 2019 de la Cuasipa-rroquia Nuestra Señora de Lourdes de Cañaveral, organizó una tarde de alabanza, adoración y oración por la jornada  mundial, en la comunidad de Las Pozas de Tulú. 

En esta actividad participaron jóvenes de todas las comunidades y moradores de Altos de los Reyes, Los Uveros, Caimital, Pedregosa y Vista Hermosa. Además se contó con la participación del equipo organizador de “los días en diócesis” de esta Cuasiparroquia. 

El tema elegido por motivo de celebrarse el día mundial de la tierra, fue  nuestra casa común. 

La prédica estuvo a cargo del hermano Ariel López quien instó a los participantes a cuidar y proteger el ambiente,  revisar las prácticas que se realizan en la actualidad en materia de reciclaje, reforestación, recolección de la basura y organizarse como grupos para fortalecer las buenas prácticas en cuidado y protección de la madre tierra. 

En esta celebración se ratifica el reconocimiento de que La Tierra y sus ecosistemas nos proporcionan la vida y el sustento a lo largo de nuestra existencia; también supone reconocer la responsabilidad de todos los hombres de buena voluntad”, enfatizó López. 

El día domingo se culminó con la Santa Eucaristía, presidida por el padre Genaro Gil, encargado de la cuasiparroquia, quien motivó a la feligresía que se congregó para formar parte de esta actividad.  

Los fieles de la comunidad se unieron a la celebración del Día Mundial de la Tierra que se conmemora cada 22 de abril,  siguiendo con el legado que dejaron los movimientos ambientalistas del sector que siempre exhortaron a luchar por un ambiente saludable y sustentable,  que todo hijo de Dios merezca. 

El equipo organizador y los voluntarios  salieron motivados a tomar conciencia y a sembrar todos,  un árbol, para contribuir correctamente con la salud del planeta. 

Detalles 

Este día se instauró para crear conciencia común a los problemas de sobrepoblación, contaminación, la conservación de la biodiversidad

La tierra nos ofrece multitud de beneficios, el aire puro, las corrientes de energía, la contemplación de las bellezas.

Es un día para demostrar la interdependencia entre los ecosistemas y los seres vivos que habitamos este planeta, regalo de Dios.

Artículo anterior

Conferencia Espiscopal respalda a la Iglesia Católica de Nicaragua

Siguiente artículo

Una caminata con antorchas