DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Tierra nueva que siempre produzca hombres nuevos

Un fuerte trabajo es el que realiza la Iglesia Católica en el Vicariato, ya que a pesar de que no cuentan con los medios necesarios, buscan alternativas para ayudar en la educación de cientos de jóvenes darienitas.
El Instituto agroforestal Tierra Nueva, queda ubicado en la jurisdicción eclesiástica perteneciente a la zona misionera de Yaviza; es un instituto de inspiración católica que fue fundado en tiempos de Monseñor Rómulo Emiliani, y es administrado por la fundación Tierra nueva.
Buscan proveer de destrezas, conocimientos y aprendizaje que permitan romper patrones de subsistencia destructiva, abandono de la tierra, migración y la pobreza extrema de la provincia de Darién.
Además promueven un desarrollo humano sostenible que genere crecimiento económico, que conserve y regenere el medio ambiente y que potencie a las personas para que puedan ser los protagonistas de sus vidas
Cada año los jóvenes aspirantes a estudiar en este instituto forestal llegan durante una semana a participar de un campamento juvenil que tiene como objetivo integrar a los jóvenes, crear lazos de amistad y fomentar el trabajo con común y sobre todo evaluar los conocimientos generales que poseen ya que al final de este campamento los jóvenes que tengan mayor puntaje son los que serán admitidos en el Instituto.
La zona misionera de Yaviza acompaña espiritualmente el caminar de los jóvenes en este Instituto mediante charlas, orientación, catequesis y sobre todo en la celebración de los tiempos fuertes del año litúrgico como son la Semana Santa, la navidad, y las actividades culturales que se desarrollan en dicha institución.
Los jóvenes que ingresan en este Instituto son de distintas pueblos de Darién y de muy variadas culturas, hay entre ellos indígenas embera-waunaan, Gunas, afros, campesinos; la convivencia y el trabajo en común hacen posible la integración de los jóvenes, de igual manera se busca que valoren su cultura y que puedan compartirla con los demás.
El Vicariato a través del equipo misionero de Yaviza y el Centro de Alcance por mi Barrio, en la medida de lo posible ofrece algunos instrumentos y medios para apoyar el trabajo que la Fundación Tierra Nueva va a realizar.
Como equipo misionero y como cristianos comprometidos, creen que se les puede ofrecer una formación integral a los jóvenes que asisten, fomentando el espíritu cristiano y la solidaridad para educar y formar buenos profesionales para la provincia.

Artículo anterior

Una Iglesia que acoge a la juventud

Siguiente artículo

Don Bosco: Padre, Maestro y Amigo de los Jóvenes