DiócesisPanamá

Un nuevo servidor redentorista

Roberto Carlo Betanco Álvarez dio un nuevo paso en dirección al sacerdocio y recibió de las manos del Arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa el primer grado del sacramento del Orden.

El nuevo diácono es hondureño, tiene 36 años de edad y entró hace 11 años al Postulando Redentorista “San Clemente” ubicado en San José de Costa Rica. En abril de este año hizo sus votos perpetuos en la Congregación del Santísimo Redentor en la ciudad de Guatemala.

La celebración eucarística reunió a los feligreses de la parroquia San Gerardo María Mayela, contó con la presencia de sus hermanos redentoristas de Centroamérica y de Puerto Rico y también estuvo su hermano de sangre Marvin Betanco, quien vino des-de Honduras para acompañarle. El párroco Rolando Gustavo Cruz lo ayudó en el ritual de la vestición.

Modelo de santidad

El recién ordenado manifestó que desde que se había consagrado como misionero, siempre ha llevado en su alma una expresión del Beato alemán Gaspar Stanggassinger. “Tengo los pies en la tierra con la mirada en el cielo”, una frase que le ha guiado por muchos años en su formación espiritual.

El testimonio de este beato redentorista le motivó a tomar su nombre, en honor a este presbítero que dedicó su vida a la educación de los jóvenes, y se caracterizó por su caridad alegre.

Después de la celebración, se tuvo un compartir en las instalaciones de la misma parroquia ubicada en Chanis.

Artículo anterior

Kkottongnae, otra bendición de Dios para Panamá

Siguiente artículo

Chapala cambia vida de jóvenes en riesgo social