ActualidadDiócesisPenonomé

Diócesis realiza convivencia fraterna

Un día de convivencia y fraternidad sacerdotal se llevó a cabo en la diócesis de Penonomé. El encuentro se llevó a cabo en la parroquia San José de El Valle de Antón, con la participación de Monseñor Edgardo Cedeño, quien compartió con el clero y colaboradores.

La actividad inició con la reflexión por parte del Monseñor Cedeño, quien manifestó que cada sacerdote debe sentir, en lo más profundo de su ser, la necesidad de identificarse con el Señor. Es decir, “debe sentir amor por las ovejas, compasión por su pueblo, por todos y por cada uno, participando así del Corazón de Cristo que ofreció su Palabra y su vida entera para la salvación del mundo”. 

Reconocimiento

Durante la convivencia se resaltó la labor de la hermana María Lía, de la congregación de la Anunciación por sus 25 años de ser religiosa.

El canciller de la diócesis, padre Rafael Fernández dijo, “Gracias porque has respondido con generosidad y valentía a cooperar en el proyecto que Dios a puesto en su vida, y que pone de manifiesto que la felicidad no consiste en hacer o en tener, sino en ser sencillamente testigo y espejo de Dios”.

Agradecimiento

Por su parte, María Lía agradeció a la diócesis, ya que ha sido trasladada a California para continuar con la misión que Dios ha colocado en su vida. Resaltó que “sólo de Él, cada uno de nosotros puede decir con plena verdad, junto con San Pablo: Me amó y se entregó por mí (Ga 2, 20). De ahí debe partir nuestra alegría más profunda, de ahí ha de venir también nuestra fuerza y nuestro sostén”.

La hermana dijo estar agradecida con Dios por servir, “tener esa alegría de evangelizar, ofreciéndonos unos a otros y a toda la sociedad en la que estamos viviendo”, puntualizó.

Artículo anterior

Padre Justino un constructor de sueños

Siguiente artículo

Bendición: 13 parejas capireñas unidas en matrimonio