DiócesisPrelatura de Bocas del Toro

«Jesús vive en mí», un coro al servicio de la parroquia

La parroquia Santa Isabel de Hungría destaca su trabajo pastoral mediante el enfoque que posee el coro “Jesús vive en mí”, siempre al servicio de la iglesia católica formado por un grupo de jóvenes. Desde sus inicios, este grupo de jóvenes, viviendo su adolescencia, formó el coro juvenil (JUDEVI), conformado por cantantes y guitarristas de la comunidad.

Mirta Velásquez y su esposo residían en la comunidad Verbo Divino en David. Allí participó como catequista y dentro del coro. Junto a su esposo, llegan a Bocas del Toro en el año 2007.

En ese momento, él inicia a trabajar en el Instituto Nacional de Cultura (INAC), como docente de música. En el 2010 cuando llega con sus dos hijos a residir en Changuinola, Mirta es invitada por una catequista a ser parte de la parroquia Santa Isabel de Hungría.

La invitación era para acompañar a un grupo de niños de Primera Comunión. Así llegan como dúo, ella cantando y su esposo en el piano, fueron recibidos con mucho cariño por el padre Roberto Cirausqui y de manera voluntaria asumieron dar su talento a la parroquia.

El nombre de este coro se lo deben al padre Cirausqui que luego de mirar otras opciones hace público el nombre “Jesús vive en mí”, adoptado de manera definitiva para el servicio de la parroquia, ubicada en Changuinola.

A partir de ese momento, el coro cumple con las actividades que se desarrollan en la parroquia y para las que son requeridos. Mirta asegura que Dios en su vida es el eje central, es el dueño y señor de su familia, de quienes integran este coro, se han fortalecido en su caminar porque con esta experiencia han ido trabajando su entorno como hijos, esposos y padres de familia”.

Artículo anterior

Plan de acción 2020 Casa Hogar Buen Samaritano

Siguiente artículo

Nazareno transforma vidas de peregrinos