DiócesisPanamá

Agentes revisan su compromiso en la Pastoral Familiar Arquidiocesana

“Pidamos por el servicio, por la animación y el compromiso evangelizador para que cada uno de ustedes desarrolle a través de la evangelización y el anuncio de la buena nueva de vivir el evangelio con los matrimonios y a las familias en especial velan-do por aquellas que viven en situaciones frágiles, de sufrimiento, por las rupturas o están afectas”, expresó el Padre Antonio J. Velásquez, secretario ejecutivo del departamento familia, vida y juventud del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) en la clausura de la XVII de la Comisión Aquidiocesana de Pastoral familiar realiza-do en el Arzobispado de Panamá.

Inspirados en el lema “Hombre y mujer, un amor fecundo”, este encuentro arrquidiocesano 2018, contó con la asistencia de unas 125 personas, representantes de pastoral familiar parroquial, del movimiento familiar cristiano, de encuentro de matrimonios y encuentro conyugal.

El secretario ejecutivo animó a los agentes de pastoral familiar a seguir trabajando con las familias con alegría, disponibilidad, esperanza y fe, especialmente ahora cuan-do hay que salir al encuentro del otro, reconociéndolo como persona; entendiendo su realidad, su historia, lo que ha experimentado como persona de manera individual, familiar o matrimonial.

Los retos para los agentes de pastoral

Según el Padre Miguel Pomares, asesor de la Pastoral Familiar Arquidiocesana, “su presencia aquí es porque Dios los ha llamado para hacer algo, no solo por nuestras familias, sino para ayudar a otras”. Hay que salir al encuentro del hermano, existe mucha labor que hacer, de llegar a aquellas familias que están fuera del entorno parroquial, que es el llamado que nos hace el Papa, recalcó el P. Pomares.

“Hace falta comprometer a más laicos, la presencia de equipos nuevos de pastoral familiar para que podamos llegar a más parroquias, además de fortalecer a los grupos existentes”, indicó el P. Pomares.

Agentes de pastoral familiar

Mayra de Peralta y Jorge Peralta, presidentes del Movimiento Familiar Cristiano Arquidiocesano, destacan que hay que acompañar a las familias en situaciones irregulares, fortaleciendo el programa de madres responsables, integrando a nuevas parejas y apoyando a las madres solteras y viudas en los momentos de crisis.

Melania de López y Arístides López, de la Pastoral Familiar de la Parroquia San Juan Apóstol de Brisas del Golf, que hay que aprovechar todas las oportunidades como las asambleas vecinales y las misas campales, para integrar más parejas a esta pastoral, especialmente aquellas que no asistente frecuentemente a la parroquia.

Otro aspecto, señalan, es reforzar a lo interno a la misma pastoral para una mayor integración y compromiso como equipo.

Artículo anterior

¡Que no se pierdan tus ideales!

Siguiente artículo

Delegados y agentes de pastoral participan de encuentro de formación