ComunidadJóvenes

Leer es una buena opción en estas vacaciones

Muchas son las alternativas que tienen nuestros jóvenes durante esta temporada de vacaciones. Unos asisten a las playas, ríos y diversas actividades recreativas. Pero hay una en especial a la cual todo estudiante debería dedicar tiempo, la lectura.
Leer es una de las actividades más importantes y útiles que el ser humano realiza a lo largo de su vida. En primer lugar, la lectura, del mismo modo que todas las restantes actividades intelectuales, es una actividad exclusiva de los seres humanos, únicos seres vivos que han podido desarrollar un sistema intelectual y racional de avanzada.
Esto quiere decir que la lectura es una de aquellas actividades que nos define por lo que somos frente al resto de los seres vivos. Es una actividad que por lo general comienza a adquirirse muy lentamente desde temprana edad y se mantiene de por vida, es decir que no se pierde con el tiempo.
A pesar de los muchos beneficios que nos brinda la lectura, el hecho de que los jóvenes lean y lean en serio, se vuelve una gran lucha difícil de ganar.
La Profesora Melkys Mosquera ve en la lectura un medio eficaz para lograr que niños y grandes desarrollen su imaginación, lo que trae múltiples ventajas en su aprendizaje. “Leer nos transporta, nuestra mente se vuelve capaz de viajar a lugares únicos, eso divierte, y por otro lado nos ayuda a ampliar nuestro léxico”, señala.
Agrega además que favorece el desarrollo cognitivo, y por supuesto mejora la comprensión, por lo que cree necesario y obligatorio que durante este tiempo de descanso, se le ofrezca a los niños y jóvenes la opción de la lectura como alternativa de distracción vacacional.

¿Pero por qué cuesta tanto?
La educadora menciona que una de las principales causas por las cuales a nuestros jóvenes se les hace difícil este hábito,  es el que en las escuelas y colegios se les obliga a leer novelas que aunque son de conocimiento general e importante, no llaman para nada su atención.
“Sé que son novelas importantes de las cuales todos debemos conocer, pero no está de más ofrecerles conocimiento a través de libros que a ellos les gusten; así fomentaríamos este importante hábito”, puntualizó.

Artículo anterior

Sanen sus heridas para que recuperen la confianza

Siguiente artículo

ENRJ nos espera con los brazos abiertos