DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Misioneros trabajan fuerte en la evangelizatción

Yaviza, como todas las zonas misioneras del vicariato de Darién, depende grandemente de la ayuda y solidaridad de cristianos católicos que con su tiempo y con su apoyo material colaboran en gran medida con el sostenimiento de la iglesia y de la misión en este territorio. Los misioneros, buscan llamar la atención y  el buen corazón de quienes deseen ser parte del apoyo solidario para poder seguir evangelizando a estas comunidades.
Son una comunidad donde conviven indígenas, campesinos y afros.  La mayoría de las personas que participan activamente de la vida eclesial son en gran medida provenientes de familias de escasos recursos.
A través de la venta de ropa, artículos de cocina y otros, que personas de buena voluntad han donado, se colabora directamente con la misión y la gestión de la administración de la oficina del Vicariato,  a la cabeza de esta búsqueda de autosostenibilidad de las zonas misioneras.
Monseñor Pedro Hernández agradece toda  muestra de la solidaridad que surge de la fe de personas que comparten sus bienes y su tiempo en esta actividad que se realiza todos los meses. Todo lo recaudado es utilizado para el sostenimiento de la iglesia y para los gastos de evangelización.
Cuando una persona de nuestra comunidad compra un artículo, al mismo tiempo está colaborando con la evangelización por la que día a día luchan con fuerza los voluntarios misioneros.

Artículo anterior

Reivindicar la dignidad del trabajador

Siguiente artículo

¡Primera comunión!