CulturaVariedad

Casinos: lucro a costa de la adicción

Según un informe de la Contraloría General de la República y del Ministerio de Economía, entre 2007 y 2012, las apuestas en “juegos de esparcimiento” y boletos de lotería en Panamá alcanzaron los US$ 10.643 millones. En concepto de impuestos provenientes de los casinos y salas de juego, el Estado recaudó en ese período US$ 255 millones, lo que equivale al 2,3% del total apostado.
El aumento en las apuestas radica en la cantidad de casinos y licencias otorgadas. Muchos jugadores son turistas que se hospedan en hoteles, pero también hay una creciente cantidad de ludópatas provenientes de las capas medias y de sectores marginales.  Urge la realización de un estudio serio sobre el fenómeno, por sus implicaciones sociales. Panamá destaca como el tercer país centroamericano con más casinos, superado únicamente por Nicaragua y Costa Rica. Algunas asociaciones han protestado por el impacto de los casinos en las familias panameñas, que “se fomenta la ludopatía, especialmente entre las personas de menos recursos económicos, jóvenes menores de edad y de aquellos que han alcanzado la edad de jubilación”. Sin embargo, el gobierno aún no ha respondido a la preocupación ciudadana por el fomento de los juegos de azar, incluido el uso de “máquinas paga monedas”. El Centro de Estudios y Tratamientos de Adicciones del Instituto de Salud Mental, informó que entre 2009 y el 2012, unas 285 personas ingresaron al programa ambulatorio de tratamiento de adicciones y 63 fueron hospitalizadas porque sus vidas estaban en riesgo.

Artículo anterior

Vive la vida a tu ritmo y sin prisas

Siguiente artículo

Cubanos viven un Vía Crucis que no termina