DiócesisPanamá

Comunicado de la CEP sobre la situación de migrantes cubanos

Luego de reunión sostenida, el pasado martes 11 de abril, en la Presidencia de la República, entre el mandatario, Juan Carlos Varela, el Presidente del Consejo de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Panameña, Cardenal José Luis Lacunza y el Arzobispo Metropolitano y Presidente de la Conferencia Episcopal Panameña, José Domingo Ulloa Mendieta, se concluyó que debe prevalecer un trato digno para 400 migrantes cubanos que continúan en el país.
A través de un comunicado de la Conferencia Episcopal Panameña se informa que las autoridades eclesiásticas y gubernamentales han coincidido en trasladar a los migrantes cubanos a un albergue que reúna mayores y mejores condiciones, hasta que se resuelva su situación migratoria.
“La Iglesia Católica en Panamá, recuerda las palabras del Papa Francisco cuando dijo: “… cada uno de nosotros es responsable de su prójimo: somos custodios de nuestros hermanos y hermanas, donde quiera que vivan. El cuidar las buenas relaciones personales y la capacidad de superar prejuicios y miedos son ingredientes esenciales para cultivar la cultura del encuentro, donde se está dispuesto no sólo a dar, sino también a recibir de los otros. La hospitalidad, de hecho, vive del dar y del recibir”. Esta es la lógica de amor a que nos desafía la crisis migratoria que se vive en el mundo hoy”, citan los obispos en el comunicado.
Por otro lado, se conoció que las autoridades gubernamentales trasladarán a los migrantes cubanos alojados en Pastoral Social Cáritas Panamá y a los que permanecen en Paso Canoa a un albergue en Los Planes, Distrito de Gualaca, en la provincia de Chiriquí. Por tal motivo, el Ministerio de Seguridad Pública coordinará el traslado de los migrantes de las instalaciones de Pastoral Social Cáritas Panamá hacia el mencionado albergue. También serán trasladados los cubanos
En la edición pasada Panorama Católico publicó un reportaje sobre la situación en la que viven los migrantes cubanos alojados en las instalaciones de pastoral Social Cáritas Panamá, ubicado en Ancón. Son alrededor de 100 carpas, donde duermen dos o tres y hasta cuatro personas apiñadas; y en lo que antes eran las oficinas, ahora hay colchones y ropa por todas partes.

Artículo anterior

Nuevas propuestas para la formación en seminarios

Siguiente artículo

“Paz a todos en Jesús resucitado”