DiócesisVicariato Apostólico del Darién

La alegría de ser misioneros

Con el objetivo de fortalecer el trabajo misionero en la zona misionera de Río Congo en el Vicariato del Darién, se realizó el primer taller de formación de agentes de pastoral de las 41 comunidades que integran dicha zona, del 9 al 11 de febrero pasado en la comunidad de El Cacao.
Este taller fue organizado y estuvo bajo la responsabilidad de la Comisión Nacional de Animación Misionera (CONAM), que con gran alegría celebra este 2017 sus 30 años de servicio misionero a la Iglesia Panameña.
Para cumplir el objetivo trazado por el Padre Alberto Domínguez responsable de la zona misionera, se impartieron temas formativos como: La Iglesia es misión, el Compromiso Misionero de los Bautizados, y el Kerygma o Primer Anuncio.
El momento culminante del taller fue la proclamación del Kerygma por los agentes de pastoral, en las estaciones de la procesión de Nuestra Señora de Lourdes, patrona de dicha comunidad.
Así hacemos vida lo que nos pide “Aparecida” para cumplir su misión con responsabilidad personal, pues los laicos necesitan una sólida formación doctrinal, pastoral, espiritual y un adecuado acompañamiento para dar testimonio de Cristo y de los valores del Reino.
Un compromiso concreto adquirido en el taller, fue la realización de jornadas de evangelización en otras comunidades donde se pueda realizar la proclamación del Kerygma, iniciando el próximo sábado 25 de febrero en la comunidad de Barriales.

Artículo anterior

Congreso Mundial de Pastoral Penitenciaria en Panamá

Siguiente artículo

Una parroquia que sale a las periferias existenciales