Actualidad

Reliquia del beato Óscar Arnulfo Romero en el país.

El postulador diocesano del proceso de canonización, monseñor Rafael Urrutia, junto con el padre Edwin Henríquez, vice Postulador Diocesano, trajeron a Panamá el cuadro con la imagen oficial del que pronto será San Óscar Romero y que contiene la reliquia de 1º grado “Ex Ossibus” (hueso) del mártir y que será presentado este 14 de octubre en San Salvador, al momento de su Canonización.

Mons. Rafael Urrutia, quien además es Canciller del Arzobispado de San Salvador, expresó que “estamos aquí por una deferencia de fraternidad del Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, para hacerle entrega a la Arquidiócesis de Panamá del primer cuadro que contiene la Reliquia de 1º grado “Ex Ossibus” (que significa “hueso”) del Beato Mons. Óscar Romero y que será presentado este 14 de octubre al momento de la Canonización en la Basílica de San Pedro.

La Reliquia contiene un pequeño frag-mento de una de sus costillas, que fue extraída por el forense al momento de su autopsia, luego de su asesinato por un fran-cotirador mientras oficiaba la Eucaristía el 24 de marzo de 1980, indicó monseñor Urrutia.

Agregó que “esta es la primera Reliquia que hacemos así, de 1º grado, lo que es para nosotros un gozo grande que sea para la Arquidiócesis de Panamá, donde se va a realizar la Jornada Mundial de la Juventud”.

“Nuestra presencia también es para comunicarles que ya tenemos preparado el ‘Relicario Grande’ que pesa más de 300 libras, y coordinar la fecha para que pueda peregrinar en Panamá hasta que finalice la JMJ 2019” dijo.

El Obispo mostró que el cuadro, en la parte de atrás, contiene una certificación que garantiza la “Autenticidad de la Reliquia del Beato Óscar Romero, Obispo y Mártir”; la misma está firmada y sellada por el Arzobispo Metropolitano de San Salvador en la provincia Eclesiástica de El Salvador, en Centroamérica, Mons. José Luis Escobar Alas.

Además, monseñor Urrutia destacó las palabras de monseñor Escobar Alas, expresando que “este cuadro es un regalo, como gesto de comunión fraterna de la Arquidiócesis de San Salvador a la Arquidiócesis de Panamá, en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019”.

El Arzobispo Metropolitano de Panamá, monseñor Ulloa Mendieta, destacó que “reiteramos nuestra gratitud a la Iglesia de San Salvador por este gesto tan generoso, de darle a la Iglesia panameña esta primera Reliquia de 1er. Grado de Monseñor Rome-ro, con ese pequeño fragmento de una de sus costillas”.

“Sabiendo el cariño que nos une a las dos Iglesias, pero también lo que significa monseñor Romero para la JMJ, como uno de los santos Patronos y como modelo que hemos presentado no solo a la juventud la-tinoamericana sino a todos los peregrinos del mundo”, desatacó Mons. Ulloa.

“En monseñor Romero, en la Iglesia de San Salvador, tenemos modelo del caminar de toda esta Iglesia en todos estos tiempos, por lo que agradecemos a monseñor Urrutia y en su nombre también a monseñor Escobar Alas”, dijo.

“Próximamente divulgaremos la fecha en la que el Relicario Grande peregrinará en todo el país a partir del mes de agosto, en que inicia la peregrinación de los Signos de la JMJ por todas las Diócesis; entonces nos pondremos de acuerdo para recibir el Re-licario que va a presidir algunos acontecimientos de la jornada en el 2019”, expresó Mons. Ulloa.

El Arzobispo panameño informó que el cuadro que contiene la Reliquia será ubicado en la Catedral Basílica Santa María la Antigua, cuando el Papa la visite para la Jornada Mundial de la Juventud.

Artículo anterior

Celebran a la patrona y la protectora de las Américas

Siguiente artículo

Reciben la visita de su Pastor