CulturaVariedad

Tragedia que evidencia situación de trabajadores ngäbes

El pasado 5 de marzo, se accidentó un bus contratado por una empresa que trasladaba hermanos Ngäbes de la comarca como mano de obra para sus fincas de cultivos de agroexportación en el área de Panamá oeste, dejando como saldo 18 trabajadores jornaleros fallecidos y 36 heridos, algunos de mucha gravedad, según el informe preliminar.
Nos embarga la pena y el dolor por esta tragedia. Panameños de extrema pobreza que salen a donde sea necesario para trabajar casi como esclavos con tal de llevar comida a sus familias. Nuestra sociedad debe sentir vergüenza de que estos hombres hayan muerto por tener que movilizarse para ganar la vida honradamente.
En la novela “La frontera de cristal”, del fallecido escritor mexicano Carlos Fuentes, se describen similitudes con este caso de trabajadores migrantes temporales, que los viernes al atardecer, salen vuelos chárter desde Tijuana-México hacia ciudades fronterizas del lado estadounidense. Bajo contrato de cien dólares ($100) diarios hasta el domingo (no más de $300), limpiaban oficinas y ventanales desde el interior y desde el exterior de las torres de edificios. Y si alguno de estos jornaleros cae al vacío o muere por cualquier causa, vuelve en una bolsa mortuoria en el vuelo chárter dominical con “su paga”…Y las familias de los fallecidos, al desamparo. Todo parece indicar que tales contrataciones de jornaleros de la región comarcal, presume una búsqueda de mano de obra “barata y desesperada”. ¿Es que en Chame o lugares aledaños no hay mano de obra disponible o desempleada?

Artículo anterior

Ayuna de la mente y del habla

Siguiente artículo

La tecnología como herramienta de encuentro