Actualidad

Dos mil mascarillas del MINSA para Iglesia Católica

Redacción

La pantalla facial ha sido identificada como uno de los elementos más útiles en contra del nuevo coronavirus, junto con las mascarillas, el lavado de manos y el distanciamiento físico.

Ante la amenaza y el peligro, entregar pantallas faciales es una forma de caridad.

Eso fue lo que hizo el Ministerio de Salud la semana pasada: entregó dos mil pantallas al Arzobispado de Panamá para que desde este centro rector de la Iglesia que peregrina en Panamá se les hagan llegar a las parroquias.

PASTORAL SOCIAL. Será la instancia dedicada a la repartición de estas pantallas.

Gabriela García de Salazar, Directora Nacional de Promoción de la Salud, quien realizó la entrega por el MINSA, reiteró la importancia de la utilización de este insumo de protección e indicó que se impulsa la campaña que busca complementar como barrera efectiva ante la COVID-19 el uso obligatorio de las mascarillas en conjunto con la pantalla facial.

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá -quien agradeció la donación en un momento crucial- dijo que se debe continuar promoviendo esta medida en todos los lugares donde se aglomeran personas, e insistió en su uso en el transporte público.

Añadió que las 2 mil pantallas faciales serán distribuidas a través de la Pastoral Social Caritas de la Arquidiócesis de Panamá en las diversas comunidades que se han visto mayormente afectadas por la COVID-19.

 

Artículo anterior

“Siempre habrá Navidad”

Siguiente artículo

Nicaragua: Jesuitas denuncian represalias