CulturaVariedad

El día D: resucitar a la humanidad 

El Papa propone “un plan para resucitar” al mundo ante la crisis mundial generada por la expansión d al el coronavirus.  Por primera vez, el Obispo de Roma escribe una tribuna de análisis en un medio de comunicación, movido por “las graves consecuencias que estamos sufriendo por el COVID-19”. 

El Obispo de Roma llama a propiciar gran “movimiento”, ciudadano que rompa con “esquemas, modalidades o estructuras fijas o caducas” para reconstruir la sociedad. “Esta es nuestra esperanza, la que no nos podrá ser robada, silenciada o contaminada”.

A través del semanario de actualidad religiosa, de referencia en España y América Latina, el Obispo de Roma insta a los adultos y a los jóvenes a tomar las riendas del planeta para ser “artífices y protagonistas de una historia común y así, responder mancomunadamente a tantos males que aquejan a millones de hermanos alrededor del mundo”. “Si actuamos como un solo pueblo, incluso ante las otras epidemias que nos acechan, podemos lograr un impacto real”, alienta.

El Pontífice ahonda además en las lecciones que ha traído consigo la pandemia: “Si algo hemos podido aprender en todo este tiempo es que nadie se salva solo. Las fronteras caen, los muros se derrumban y todos los discursos integristas se disuelven”. socioeconómicos y culturales de futuro y proponer pautas para enfrentarlos”.  

La Curia romana “analiza y reflexiona sobre los desafíos socioeconómicos y culturales del futuro, para enfrentarlos”.

No a los paliativos 

El Papa dirige un llamado de urgencia a la comunidad internacional a favor de “un desarrollo sostenible e integral” para proteger a la humanidad. Apuesta por “la creatividad y la fraternidad” y llama a “no conformarnos ni justificarnos con lógicas sustitutivas o paliativas.

El modelo económico actual 

En forma crítica, al actual modelo socioeconómico, el Papa se pregunta: “¿Seremos capaces de actuar responsablemente frente al hambre que padecen tantos sabiendo que hay alimentos para todos? ¿Seguiremos mirando para otro lado con un silencio cómplice?

Cambiar el estilo de vida

¿Estaremos dispuestos a cambiar los estilos de vida que sumergen a tantos en la pobreza, promoviendo a llevar una vida más austera y humana que posibilite un reparto equitativo de los recursos? ¿Adoptaremos las medidas necesarias para frenar la devastación del medioambiente?”.

Resucitar a la humanidad entera

ALÉGRENSE. Esta exhortación reivindica la civilización del amor.

A partir del “alégrense” de Jesús a las mujeres, reivindica la “civilización del amor”. Francisco llama a contagiarse con “los anticuerpos necesarios de la justicia, la caridad y la solidaridad” para la reconstrucción en el día después de la pandemia. “Es el Resucitado que quiere resucitar a la humanidad entera”, asevera.

El día después 

Y es que a Francisco le preocupa cómo se fundamentará ‘el día después’ a la pandemia del Covid-19. Sobre el día después del coronavirus: “O apostamos por resucitar a los pueblos o por el dios dinero” De hecho, esta preocupación quedó reflejada, cuando el Papa instaló una súper comisión de crisis, formada por cinco grupos de trabajo.

Valentía de las mujeres

MUJERES. Anunciaron a Jesús Resucitado.

En sus homilías de Pascua, el Papa ha resaltado la fe y la valentía de las primeras discípulas de Jesús: “Dios siempre comienza con las mujeres, abren el camino. 

Ellas no dudan, salen, lo han visto y lo han tocado”. De hecho, Francisco recordó cómo los discípulos dudaron de las mujeres, “pero ellas estaban seguras y anunciaron a Jesús Resucitado”.

Artículo anterior

Hombres y mujeres entregan sus vidas por los más pobres.

Siguiente artículo

¿Quiénes son "los pobres"?