DiócesisPenonomé

Iglesia de Penonomé lanza proceso de escucha

Al igual que otras diócesis, se inició aquí uno de los momentos más significativos de la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe: el proceso de recoger el parecer de los fieles sobre cómo vislumbran a su Iglesia.

Mitzel Rodríguez

La Diócesis de Penonomé se prepara con entusiasmo para participar activamente en la Primera Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe. El primer reto es animar a todo el Pueblo de Dios para dar aportes al proceso de escucha.

Para ello, lo primero que hizo fue realizar un encuentro diocesano presidido por el Obispo de esta Diócesis, Monseñor Edgardo Cedeño, con la participación de párrocos y el equipo animador de la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe.

El encuentro fue una inducción sobre el proceso de escucha, para abordar con profundidad la dinámica de esta consulta que se encuentra en pleno desarrollo y que busca conocer la realidad cultural, socioeconómica así como el caminar de la fe en nuestros pueblos, en cada comunidad.

El proceso de escucha está en pleno desarrollo y está animado por un equipo diocesano.

Monseñor Cedeño animó a los presentes a que se unan a este proceso de escucha, de interacción. “Es una oportunidad maravillosa para que todos como Iglesia diocesana caminemos en la esperanza, y se sienta la participación de una Iglesia renovada”, enfatizó.

El padre Higinio Sánchez, encargado de formación y espiritualidad de la Asamblea Eclesial en la Diócesis, cree que es una valiosa oportunidad de participación del Pueblo de Dios, sin embargo, considera que para las comunidades distantes será todo un reto dada la falta de equipo y accesibilidad a la virtualidad. “Estamos viendo cómo resolvemos para lograr la mayor participación”, dijo.

Y en esta tarea están los esposos Mabel y Octavio Fernández-Motero, encargados del equipo animador. Explicaron que “se buscan las diversas estrategias para que esta experiencia se dé y el aporte de todos sean determinante en este proceso”.

Artículo anterior

Solemnidad de la Ascensión del Señor

Siguiente artículo

Catequesis del Papa: "El combate de la oración"