ComunidadJóvenes

La Trinidad y la relación entre las criaturas

¿Conocemos la relación que existe entre la Trinidad y las criaturas? Inicia con que la creación del mundo fue realizada por las tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Cada una de ellas realiza esta obra común según su propiedad personal. Según el Papa Francisco, en su carta encíclica Laudato Si’, menciona: El Padre es la fuente última de todo, fundamento amoroso y comunicativo de cuanto existe. El Hijo, que lo refleja, y a través del cual todo ha sido creado, se unió a esta tierra cuando se formó en el seno de María. El Espíritu, lanzó infinito de amor, está íntimamente presente en el corazón del universo animando y suscitando nuevos caminos. Por esto, al admirar la grandeza y belleza del universo, debemos alabar a la Santísima Trinidad. 

Nuestra fe, la fe cristiana es a la Santísima Trinidad y creer en un solo Dios es comunión trinitaria. En cuanto a las criaturas, San Buenaventura mencionó que el ser humano antes del pecado podía descubrir como cada criatura «testifica que Dios es trino». Toda criatura lleva en sí una estructura propiamente trinitaria. Esto nos lleva al gran desafío de tratar de leer la realidad en una clave trinitaria. 

El mundo que fue creado, según un modelo divino, es una trama de relaciones. La naturaleza y sus creaturas tienden hacia Dios y cuentan con tantas conexiones que podemos admirar y también a descubrir nuestra propia realización. Debemos tener o crear una relación que a la medida se santifique y podemos vivir en comunión con Dios, con los demás y todas las criaturas. Al entender que todo está conectado, esto nos invita a madurar nuestra espiritualidad de solidaridad global, ya que todo brota de la Santísima Trinidad.

Artículo anterior

La velocidad de contagios de Covid 19 gana el primer desafío a la normalidad

Siguiente artículo

Postres para picar sin tener que pecar