Variedad

Liberar las vacunas para empobrecidos

Ofrecemos a continuación una síntesis de la información ofrecida por un pediatra catalán que está trabajando en Etiopía, sobre el coronavirus y las consecuencias colaterales que conlleva para África:

Faustino Vilabrille/Religión Digital

El Pediatra catalán, Iñaki Alegría, dirige el Hospital Rural de Gambo, en Etiopía. Se pregunta: “¿Cuándo llegará la vacuna a África? En este hospital estoy viviendo una emergencia continua. Aquí el miedo se ha convertido también en pandemia, matando de olvido otras epidemias que son ahora más mortíferas que nunca”.

“No quiero acostumbrarme, dice, a la injusticia ni ser cómplice. No quiero callar, ya que cuando la emergencia es continua deja de ser noticia, porque hace tan solo un par de meses una epidemia de sarampión, con más de cien ingresos diarios, nos obligó a triplicar la capacidad de trabajo. Cada año nos azotan epidemias de bronquiolitis y neumonías en la época de lluvias, para luego dejar paso a las de sarampión y la desnutrición que se ceban en la infancia. Estoy luchando contra el coronavirus entre epidemias de sarampión, meningitis, cólera, tuberculosis y hambre; todo ello añadido al silencio que azota al cuerno de África, que es la indiferencia humana. Estamos atendiendo a más de trescientas urgencias de sol a sol.

Se teme un aumento de casos y muertes por estas enfermedades prevenibles.

Miedo a morir de hambre

Lo más devastador es la crisis económica y el aumento del precio de los alimentos más básicos que está causando una gran hambre en la gente más vulnerable, las zonas rurales. «No tengo miedo a morir mañana de coronavirus, de hambre ya estoy empezando a morir”, dice una señora. 

Diferencia radical

 “En Europa, los medios de comunicación hablan de inmunidad de la población, de planes de vacunación, pero en el continente africano el tema es radicalmente diferente. Nos preguntamos unos a otros “¿cuántas otras personas deben ser vacunadas antes de que llegue a Etiopía la primera dosis?”. 

Enfermedades prevenibles

“Desde el inicio de la pandemia está bajando la cobertura vacunal de Sarampión, Hepatitis B, Neumococo, Polio, Tétanos. Temo un aumento de casos y muertes por estas enfermedades prevenibles en los próximos meses si no tomamos medidas de manera inmediata”, dice Dr. Iñaki.

Mortalidad en menores

La vacuna contra el neumococo protege de desarrollar neumonía causada por esta bacteria, primera causa de mortalidad en el mundo. Datos de la Organización Mundial de la Salud indican que Etiopía está entre los cinco países del mundo con una mortalidad por neumonía más elevada, en menores de cinco años.

Falta de acceso a vacunas

MUERTES. Nos debería escandalizar.

Reconoce que evidentemente escandaliza la muerte inevitable en Europa de personas por COVID-19, pero cree que “más nos debería escandalizar lo que puede suceder los siguientes meses si no actuamos: La muerte evitable y consentida en África por COVID-19 ante falta de acceso a las vacunas».

Liberación de patentes

Parece que no habrá liberalización de patentes, lo que supone que se vacunen los ricos, mientras los pobres ven cómo las nuevas cepas los meten en un túnel profundo. Sin vacunas en todo el mundo, volveremos a la casilla de salida, sin embargo, hay una enorme cantidad de dinero público invertido en la investigación de las  vacunas.

Una pregunta radical

ACCIÓN. Justicia a víctimas.

A lo largo de la historia y también en nuestros días, millones de personas murieron y mueren víctimas de una muerte injusta y prematura, como lo pueden ser ahora por no liberar las vacunas: ¿quién les va a reparar una injusticia tan grande? Si murieron o van a morir ahora injustamente para quedar muertos, ¿quién les va a hacer justicia?

Artículo anterior

Prevenir epidemias en los corazones

Siguiente artículo

Proyecto garantiza seguridad alimentaria en región indígena