ActualidadFamilia

Luchemos unidos por la familia

Uno de los temas que más se ha escuchado en Panamá, luego de las elecciones del pasado 5 de mayo, es el de las reformas constitucionales, y en este mes de la familia, la iglesia hace un llamado a estar atentos y a luchar para que se respete esta institución natural creada por Dios.

Durante este mes de junio se nos brinda la oportunidad de luchar y fortalecer el fundamento de la sociedad, el hombre, la mujer y los hijos que constituyen la familia.

“Y es que no se trata solamente de una lucha por parte de la Iglesia, sino una lucha de todos como sociedad; no podemos permitir que grupos minoritarios quieran interponer nuevos modelos que distorsionen el modelo natural”, señalaron Jorge y Mayra Peralta, Presidentes Arquidiocesanos del Movimiento Familiar Cristiano (MFC).

La pareja que ya suma 36 años de matrimonio, hace un llamado para que todos estemos vigilantes a los que está ocurriendo y puede ocurrir en Panamá, y a estar pendientes a las modificaciones que pudieran hacerse a la Constitución, para que no se toquen los artículos que claramente establecen la legalidad de la unión del hombre y la mujer como núcleo de la sociedad.

En este domingo especial, en el que se celebra el Día del Padre, y que se da inicio a la Semana de la Familia protegida bajo decreto 56 del 22 de junio de 1977, se invita a recalcar la labor y figura del papá en la familia.

Además la Iglesia, a través del Movimiento Familiar Cristiano invita a una interesante Tarde de té el próximo sábado 29 de junio en el Hotel Eurostar, bajo el tema “La oración fortalece y une a la familia”, dictado por el padre Eusebio Muñoz, y a la renovación de votos matrimoniales que se realizará el próximo domingo 30 de junio en todas las parroquias en donde hay miembros del MFC, como testimonio de la vivencia matrimonial y de que sí se puede mantener un matrimonio unido estable y feliz a través de los años.

Artículo anterior

Alerta con los falsos sacerdotes

Siguiente artículo

Iglesia busca la verdad y respeta la institucionalidad