DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Un obispo que escucha y acompaña a su pueblo

Monseñor Pedro Hernández se ha dedicado a la tarea de visitar  detenidamente cada una de las zonas misionera  que conforman el Vicariato, con el fin de poder escuchar de viva voz, la realidad en la que viven los fieles católicos en esta región. Así se realizó la visita pastoral a la zona misionera de Santa Fe,  que es acompañada por los misioneros claretianos, el padre Nicolás Delgado, el padre Eduardo Alfaro y las hermanas de Mariknoll,  cuya  presencia misionera en esta zona tiene más de 30 años.

Los primeros días de su visita, la dedicó a poder compartir con el equipo misionero, los laicos comprometidos, escucharles sus experiencias y sobre todo para ir viendo y evaluando a groso modo el caminar pastoral de la iglesia en Santa Fe.

Acompañado del equipo misionero, fue visitando las comunidades, especialmente las más alejadas, aquellas que durante el invierno muy poco se pueden visitar porque los caminos desaparecen y se vuelven fangales. En todas estas comunidades, fieles fueron recibiendo al Obispo con la sencillez que los caracteriza, sin protocolo. Él por su parte, entró en lo cotidiano de la vida de los campesinos, se sentó con ellos,  les escuchó y les animó  en su caminar.

Otro aspecto fue la visita a algunos colegios,  donde se entrevistó con los directores,  para escuchar los problemas que la comunidad educativa sufre. El Obispo les compartió sobre la posibilidad de tomar parte activa en la JMJ 2019, invitación que tomaron con mucha alegría.

La realidad pastoral de la zona misionera de Santa Fe,  no es muy diversa de las restantes zonas pastorales de Darién, salvo que es una región donde habitan mayoritariamente personas que han emigrado del interior del país y han dado una particularidad  con una mezcla de lo propio darienita.  Monseñor, manifiesta su alegría por haber visitado esta zona misionera que sigue manteniendo y celebrando firme la fe.

Artículo anterior

La misión de la Iglesia está animada por una espiritualidad de éxodo continuo

Siguiente artículo

Adultos de la parroquia San Juan Bautista confirman su fe