Variedad

Siguen formándose para seguir haciendo por la Creación

Bianca Tejada 

En Panamá, el Movimiento Laudato si´ promovió un curso online para Animadores, diseñado de manera virtual por el Movimiento Católico Mundial por el Clima. Treinta participantes de Panamá lograron crecer en conocimiento y en fe.  Hoy más que nunca aseguran que un mundo mejor es posible para todos. 

El Curso de Animadores Laudato si´ 2020 desarrolló cuatro módulos, uno por semana en formato de videos que se dividieron de acuerdo al método Ver, Juzgar, Actuar y Celebrar. 

En el módulo de “Ver”, los participantes pudieron aprender sobre las consecuencias que vive el mundo debido al consumismo y al despilfarro; en el “Juzgar” observaron cómo desde la Encíclica escrita por el Santo Padre “Laudato Si´”, estamos llamados como Iglesia a cambiar los hábitos de consumo, para ser imagen de Jesús en el mundo, para cuidar de los pobres, pensando también en lo que se dejará a las futuras generaciones.

 En el “Actuar” se profundizó en la necesidad de una conversión Ecológica y de tomar acciones en pro de las comunidades. Por último, en el “Celebrar”, los animadores fueron motivados hacer un proyecto como parte de la finalización del curso.

Recibieron una capacitación profunda en línea, ahora inspiran a otros para que cuiden la creación.

Opiniones de algunos participantes:

Rubén Rodríguez /P. San Isidro Labrador de Capira: “La cuarentena, además de ser un tiempo que nos ha servido para encontrarnos con uno mismo y para ser solidarios con nuestros hermanos, hemos visto que ha sido un espacio para la recuperación del planeta. Estamos enfocados con este curso en el proyecto, deseosos de accionar lo aprendido en nuestras comunidades”. 

María Hernández/ P. Virgen de la Medalla Milagrosa – Alcalde Díaz: “El primer módulo habla sobre el cambio climático, nos demostraron cómo los más humildes se verán mayormente impactados. Todos debemos poner nuestro granito de arena para lograr un cambio; desde nivel personal, en la casa y en la Iglesia.  El curso me hizo ver el mundo de manera amplia, nos limitamos y no miramos más allá de nuestra comunidad”. 

Aprendizajes en Cuarentena 

  • La paralización de las actividades humanas en el mundo por la pandemia del COVID-19 le ha dado un nuevo aire al planeta Tierra.
  • Hay delfines y peces en las aguas de Venecia cuando antes eran aguas turbias; también hemos visto como desde el espacio se aprecia la disminución de la contaminación del aire.
  • En la ciudad japonesa de Nara, los ciervos campan a sus anchas por las calles despejadas de los habituales turistas. 
  • Las familias del mundo han compartido más con menos bienes materiales. La felicidad definitivamente no está relacionada con el consumismo. 

Artículo anterior

Monasterio de La Visitación cumple 95 años en Panamá

Siguiente artículo

LOS INTERLOCUTORES EN LA CATEQUESIS DE INICIACIÓN CRISTIANA