Actualidad

Arzobispo invita a jóvenes para que ayuden en programa solidario por los necesitados

Eduardo Soto P. / [email protected]

“Hago un llamado a los jóvenes de la Pastoral Juvenil, y todos los jóvenes de Panamá, para que, así como asumimos el voluntariado para la Jornada Mundial de la Juventud, también podamos sumarnos en Atlapa y en otros los lugares donde se nos necesita, para que con nuestro voluntariado podamos seguir transformando la vida de tantas familias”.

Con estas palabras el arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, busca motivar a los más jóvenes en las parroquias y movimientos para que se sumen a los equipos que están elaborando las bolsas de comida en Atlapa, la Usma y en algunas parroquias, que luego son entregadas a familias necesitadas.

Durante una visita al Centro de Convenciones Atlapa, monseñor entró en contacto con los voluntarios que ahí laboran en la confección de bolsas.

A ellos les dijo: “Estoy aquí en nombre de las familias que cada vez que reciben una bolsa de comida que ustedes preparan, les aumenta la esperanza”.

El arzobispo le pidió a los voluntarios que cuando se sientan cansados, piensen en los pobres que tanto necesitan estas bolsas de comida, que además de alimentarles, les dan esperanza.

“Los invito a que le den gracias a Dios –sea el que sea el Dios en el que creen– porque sabemos que hay ese trascendente que es el Padre de todos”, les dijo el obispo a los voluntarios.

Monseñor Ulloa Mendieta distribuyó y bendijo los Rosarios de la JMJ entre los voluntarios.

 

Y añadió: “sabemos que aquí hay cristianos, musulmanes, judíos e incluso no creyentes, pero hay algo que nos une, y eso es la dignidad y la humanidad del ser humano”.

“Hay una frase que nos repetía San Juan Pablo II, ‘los pobres no pueden esperar’, y esa es la noción que nos ha movido en la Arquidiócesis a impulsar muchos proyectos”, señaló el arzobispo, quien usó este enunciado para motivar a los voluntarios: “cuando a veces nos sintamos un poco cansados, pensemos en el pobre que va a recibir esa bolsa de comida, y ellos nos darán la fuerza para seguir adelante”.

Artículo anterior

“Pongámonos en la presencia del Señor, y alegrémonos con las cosas sencillas de la vida”, Monseñor José Domingo Ulloa

Siguiente artículo

“Recolectores: “héroes en medio de esta pandemia”, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta.