EspiritualidadFormación

Asamblea de pastoral

Iniciamos en este mes Octubre, el mes de la Asamblea de Pastoral, en donde, guiados por el Espíritu Santo, nos encontramos los agentes pastorales de la Arquidiócesis de Panamá (obispos, sacerdotes, diáconos, religiosas, religiosos y laicos) por zonas pastorales, en espíritu de comunión, para compartir experiencias vividas a las luz de nuestro plan de pastoral que “es un instrumento para la conversión pastoral y la reno ación misionera de nuestra Iglesia local, para anunciar mejor el Reino de Dios, para responder mejor a los signos de los tiempos, para ofrecer un servicio evangelizador más eficaz e iluminar los problemas de la sociedad panameña”.

Durante esta Asamblea reflexionaremos sobre la Solidaridad, que es el valor para la primera etapa del Plan de Pastoral, en segunda fase y segundo año. Nos dice el Papa Francisco: “La palabra «solidaridad» está un poco desgastada y a veces se la interpreta mal, pero es mucho más que algunos actos esporádicos de generosidad. Supone crear una nueva mentalidad que piense en términos de comunidad, de prioridad de la vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos” (EG 188). “En cuanto valor moral, la solidaridad significa defender concretamente y con contundencia el bien de los demás, en particular de los más necesitados” (DOCAT 102).

Muchas veces vivimos el individualismo y el egoísmo, que no nos permite extender la mano al que está en dificultad. El Papa Emérito Benedicto XVI nos recuerda que “el pueblo pobre de las periferias urbanas o del campo necesita sentir la proximidad de la Iglesia, sea en el socorro de sus necesidades más urgentes, como también en la defensa de sus derechos y en la promoción común de una sociedad fundamentada en la justicia y en la paz” (DA 550).

Artículo anterior

Obispos panameños piden al pueblo de Dios oración por el Sínodo

Siguiente artículo

Veraguas tierra agradecida