ActualidadJóvenes

Obispos panameños piden al pueblo de Dios oración por el Sínodo

El pasado 3 de octubre inició en Roma “La XV Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos: Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, asamblea, convocada por el Santo Padre.

Entre los participantes de este especial encuentro está Monseñor José Luis Cardenal Lacunza, obispo de la diócesis de David, quien informó que durante todos estos días estarán reunidos en torno al papa Francisco unas 300 personas, entre obispos, delegados y jóvenes para discernir lo que la Iglesia debe hacer por los jóvenes.

En este compromiso de fe detalló el cardenal panameño, que los obispos estarán en la escucha y la reflexión.

Precisó que la juventud por su parte, deberá acompañarlos en la oración para que el Espíritu Santo obre en ellos al abrirles los oídos y fortaleciéndose los corazones para, de esta manera, discernir mejor sobre la labor que deberán hacer para que los jóvenes formen cada día parte más vital de la Iglesia.

Observando la inmensidad de la sala donde se celebrará esta asamblea sinodal, Monseñor Manuel Ochogavía, obispo de la diócesis de Colón – Kuna Yala, expresó por su parte, que será en ese recinto donde trabajarán durante todo el mes de octubre con el Sumo Pontífice.

Dijo que estarán discerniendo sobre lo que la gente joven le pide a la Iglesia, y sobre lo que la Iglesia puede hacer por ellos.

Monseñor Ochogavía solicitó a toda la feligresía que se unan en plegaria por todos los que estarán en esta actividad que redundará en beneficios para la Iglesia.

“Les pido desde aquí que nos tengamos todos muy en oración para que este Sínodo pueda dar grandes frutos para toda la Iglesia”, destacó.

Cabe destacar que Monseñor Ochogavía es el responsable de la Sección de Juventud de la Conferencia Episcopal Panameña.

La juventud panameña también es representada en este encuentro a través del joven colonense Yithzak González, Secretario Ejecutivo.

Artículo anterior

La cafeína y los efectos en los niños

Siguiente artículo

Firman carta de apoyo a la niñez