ActualidadDiócesisVicariato Apostólico del Darién

Bautizados y enviados

Tras dos años de formación recibida, la primera promoción de misioneros denominada “Bautizados y Enviados” de la Escuela de Formación San Juan Pablo II recibió su acreditación como misioneros capacitados en el Vicariato Apostólico de Darién.

Los 20 misioneros que se graduaron participaron en una serie de formaciones y capacitaciones en torno a ocho módulos: uno introductorio en formación humana, catequética, misionera y espiritual y luego siete con temas como: Cristología, Eclesiología, Biblia, Doctrina Social de la Iglesia, Liturgia, Eclesiología Latinoamericana y el hilo conductor como lo es la misión.

Durante este proceso formativo se contó con el apoyo de facilitadores, que lograron que los objetivos y metas se hicieran realidad, impactando la vida personal, familiar y el trabajo, que cada uno realiza en sus comunidades y zonas misioneras.

Manuel Acevedo es uno de los encargados de esta formación. “El amor que los misioneros sienten por su escuela de formación así como por el Vicariato de Darién” es digno de reconocer.

“Esto se debe al aporte invaluable de cada uno de los facilitadores, al apoyo incondicional de Monseñor Pedro Hernández Cantarero”, comentó Acevedo.

Dijo además que también hay que reconocer el aporte de los misioneros Claretianos, la Comisión Nacional de Animación Misionera (CoNAM), las Obras Misionales Pontificias (OMP), la Comisión de Justicia y Paz, el padre Oriel Concepción y el psicólogo Sotiris Smynis.

Durante este proceso de formación se dictaron 20 talleres en total. Cada taller fue iluminando el caminar de la evangelización en sus comunidades.

Artículo anterior

María, la primera discípula

Siguiente artículo

Feligreses en romería al templo Catedral