ComunidadJóvenes

En búsqueda de identidad y un futuro prometedor

El joven hoy día tiene múltiples intereses: una vida variada basada en sus redes sociales, con sus actividades en sus fiestas y paseos con sus amigos, sus romances y videojuegos.
Tienen acceso a conocimientos e información de Internet sin comparación en la historia, buscan las respuestas sin necesidad de profundizar en las causas, consecuencias o condiciones cuando utilizan la tecnología además se han acostumbrado a la “gratificación instantánea” que es un comportamiento que demuestra una debilidad del carácter a la espera paciente y esforzada.
Los jóvenes del mundo de hoy, están en la búsqueda de su identidad, de participar en el ámbito social, y de ser protagonista de su propia vida; pero lamentablemente el joven hoy día tiene gran cantidad de propuestas, que muchas veces no son las que favorecen a su crecimiento y desarrollo personal.
Según el profesor de Psicología Educativa y miembro del equipo de Pastoral Universitario de la Universidad Católica Santa María la Antigua USMA, Osvaldo Aparicio, los jóvenes en el mundo de hoy son como la barra de jabón, porque lamentablemente la gran cantidad de propuestas que muchas veces reciben, estas los van moldeando de manera negativa que no favorecen a su crecimiento y desarrollo.
“Joven, el mundo te va a ofrecer una gama de situaciones y opciones, pero eres tú el que desde tu preparación y espiritualidad debes aprender a decidir qué te conviene, qué te es favorable y qué te puede perjudicar” indica Aparicio.
Es importante que busques orientación de profesores, sacerdotes o psicólogos en tus parroquias, colegios, aconseja el profesor Aparicio, para que tengas ese espacio donde puedas dialogar y te desarrolles de una manera más integral.
El profesor Aparicio, recomienda, a los jóvenes desarrollar actividades como el deporte, integrarse a un grupo juvenil, cultural o musical para que reciban esa formación, donde sientan que se le valora, se le escucha, se le quiere y se le respeta para que puedan tomar buenas acciones que le permitan un buen desarrollo personal y comunitario.

Artículo anterior

Matrimonio: camino de santidad

Siguiente artículo

Tips para tener a Jesús presente