CulturaVariedad

Carnavales: posturas encontradas

El carnaval es una celebración que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana (que se inicia con el Miércoles de Ceniza), y que tiene fecha variable entre febrero y marzo según el año. La palabra Carnaval deriva del latín carnelevarium, que significaba “”quitar la carne” y que se refería a la prohibición religiosa de consumo de carne durante 40 días que dura la cuaresma. El carnaval combina elementos tales como disfraces, grupos que cantan coplas, desfiles y fiestas en la calle. A pesar de las diferencias que su celebración presenta en distintos países del mundo, su característica común es la de ser un periodo de permisividad y cierto descontrol. En sus inicios, probablemente  con un cierto sentido del pudor propio de la religión, el Carnaval esa un desfile en que los participantes vestían disfraces y usaban máscaras. Sin embargo , la costumbre fue transformando la celebración hasta su forma actual.

Es probable que el origen de la celebración se remonte a las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor al Baco, dios romano del caos, la fio¡esta y el vino, las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del toro Apis en Egipto.

Según algunos historiadores, las raíces de esta festividad llegan hasta la Sumeria y el Egipto antiguos, hace más de 5000 años, con celebraciones muy parecidas en la época del Imperio romano, desde donde se expandió la costumbre por Europoa. Siendo llevado a América por los navegantes españoles y portugueses a partir de fines del siglo XV.

Artículo anterior

¿Cómo está organizada la Biblia?

Siguiente artículo

La pedagogía catequética, pedagogía de Dios