Colón – Kuna YalaDiócesis

Catedral de Colón, en estado de coma

La Catedral de la Inmaculada Concepción es una de los templos más hermosos del país, sin embargo, el pasar de los años y las inclemencias del tiempo han dado como resultado un progresivo deterioro en su estructura. Hoy con 83 años de existencia está encomendada a evangelizar con la misión de elaborar, impartir y propagar la enseñanza cristiana, así como la de cuidar de la unidad de los fieles.

A pesar de que se acordó la restauración de este templo, han pasado los años, y no hay avances significativos en la obra,  debido a los retrasos generados por los cambios de directores, contratistas y  arquitectos que no han dado pie a su culminación final.

Años atrás, con la ayuda de la Zona Libre de Colón, se realizó una  primera fase de restauración a esta Iglesia,  con un estilo neogótico americano. Se le reparó toda la estructura, incluyendo techos, fachadas, paredes y escaleras, inmobiliario de madera (púlpito, confesionario, puertas talladas con la pasión de Cristo, Santos y los altares laterales), así como la pintura interior y exterior.

Sin embargo, muchos de estos trabajos hay que volver a realizarlos porque la humedad y otros factores han ido restándoles belleza. Los fieles y de la diócesis ya se muestran muy incómodos y disgustados por cómo se encuentra este templo en la actualidad.

Entre tanto, el pasado 18 de octubre del 2016 se recibió la orden de proceder a la segunda fase de la restauración de la catedral, en donde se menciona, se desembolsaría 1.5 millones de dólares para concluir con las obras que no se terminaron en la primera fase  y poder subsanar las partes estructurales y ornamentales del templo,  como campanas, el pintado, la  reparación de bancas, restauración del ábside, las filtraciones, entre otros.

El arquitecto encargado de la obra, Oscar Sanz manifestó que el actual trabajo que se realiza está divido en tres partes; la restauración de doce vitrales,  la expansión del presbiterio, un nuevo ambón, la pila bautismal y el altar, y la restauración de la capilla del Santísimo, pero que estas obras no son parte de la segunda fase de restauración de la catedral.

“Podemos decir que estamos a un 60% de avance para la culminación de estas partes, sin embargo,  vemos la catedral de Colón en estado de coma, ya que no despierta de un largo sueño”, destacó.

Agregó que  la estructura interna y externa de este templo dan mucha tristeza y nostalgia, sobre todo para muchos que han recibido la fe, y los fieles en general, que  se sienten muy preocupados porque no ven la luz al final de esta obra.

Por parte de Arquitectos, S. A. se siguen ampliando las cotizaciones,   que deben ser aprobabas por la Zona Libre de Colón, para que se pueda ver muy pronto la catedral que sueñan todos los católicos y colonenses, siendo este un monumento histórico envidiable.

Recordemos que una catedral es un templo cristiano donde tiene sede o cátedra el obispo, siendo así la iglesia principal de cada diócesis o Iglesia particular.

Es el lugar desde donde cada obispo preside la comunidad cristiana, enseñando la vida de fe y la doctrina de la Iglesia. La Catedral de la Inmaculada Concepción, ubicada en calle 5 Amador Guerrero de la provincia de Colón, inició su construcción en el año 1929 por Monseñor Juan J. Maiztequi C.M.F, primer Obispo en esta ciudad y del Vicariato Apostólico del Darién.

Sin embargo, no fue hasta 5 años después cuando fue inaugurada, el 22 de julio de 1934.

Artículo anterior

Una joya colonial en Veraguas

Siguiente artículo

Gran riqueza histórica en Coclé