ComunidadJMJ Panamá 2019

Catequesis en diversas lenguas

Tal como en los Hechos de los Apóstoles, donde ob­servamos cómo el Apóstol Pablo dejó a Timoteo y a Tito como guías de una comunidad, para que vigila­ran la vida cristiana, de la misma manera sacerdotes y obispos, iluminaron con catequesis a los chicos y chicas que asistieron a este encuentro mundial. En la JMJ panameña 380 obispos catequizaron en 137 cen­tros y en 25 idiomas.

Muchos de estos obispos catequistas son carde­nales y al final de la catequesis, los jóvenes pudieron hacer preguntas, oportunidad que no fue desaprovechada.

lnvitación a renovarse

Jóvenes de diferentes partes de América se dieron cita a la catequesis que dictó el Cardenal de Honduras, óscar Andrés Rodríguez Maradiaga. Durante su intervención, indicó que la vida es un proceso de crecimiento continuo y un camino a la madurez, que cada etapa de la existencia, tiene elementos que, vividos de forma adecuada, contribuyen al desarrollo personal.

Hizo referencia a los personajes que nos presenta la Biblia, algunos que brillan con luz propia, y que pueden ser considerados como modelos de madurez; otros, por el contrario, que fracasaron en el intento de ser perso­nas juiciosas.

Rodríguez Maradiaga, aprovechó la oportunidad para lanzar una interrogante: ustedes han respondido a una llamada de Dios, por eso están aquí en la JMJ. Estoy aquí LPara qué? Para tener una experiencia personal del amor de Dios y ser parte de una familia que es la Iglesia.

Les expresó que tras un encuentro personal con Dios, se abren nuevos horizontes, tal como sucedió con la Virgen María, que ha pronunciado ante el plan del Padre: “Aquí estoy, hágase en mí según tú palabra”.

Catequesis en italiano

En la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, unos 70 italianos compartieron con cantos, salmos, lectura y meditaciones.

Esta catequesis fue dirigida por el Arzobispo de Ca­gliari, monseñor Arrigo Miglio, quien hizo reflexión sobre Samuel “quien no se daba cuenta que Dios lo estaba lla­mando y cuando lo hace, Dios le dice: ‘habla Señor que tu siervo escucha’.

Señaló que no se trata de que podamos hablar con Él; sino que Dios hable para responder a su llamado. “El Señor ama mi historia. Tengo que tener una relación con mi historia, con mis sueños, con la belleza del entorno para poder escuchar la voz de Dios”, dijo el Arzobispo de Cagliari.

En este encuentro los jóvenes expusieron sus inquietudes con respecto a varias dimensiones que les afecta en cada una de sus realidades, quien por su parte les aconsejó sobre la importancia de la amistad.

“Tienen que ser amigos. de los que se quedan en las dificultades, los leales. Si mi amigo está en dificultades no me debo de ir, sino acompañarlo”.

Con acentos mexicanos

La Parroquia Cristo Rey fue el escenario en el que se escuchó la catequesis brindada por el sacerdote mexicano Felipe de Jesús Sánchez Gallego.

Sánchez Gallego es reconocido por haber evangelizado a narcos y sicarios en la sierra de Durango y actualmente por trabajar con personas que viven en situación de calle y con migrantes en Monterrey, Nuevo León, México.

En la casa panameña de Don Bosco

El arzobispo de Puerto Rico, Monseñor Rubén A. Gon­zález Medina, brindó su catequesis en la Basílica Don Bosco y resaltó la importancia de “hacer la voluntad de Dios” con alegría. Además, invitó a conocer la Palabra “junto con María”.

Confirmó que conocer a Dios, conocer a su hijo Jesu­cristo, nos invita a misionar. “Un servicio que comienza por Mí que es Yo; sigue con Sí que es estar disponibles y por último Sión, que es el nuestro Cielo”, recalcó.

Por lo tanto. subrayó que la recompensa de nuestra disponibilidad es la santidad y recordó el mensaje del Santo Padre que siempre destaca que no tenemos que ser santos de estampitas, sino que debemos hacer lo que Dios nos propone.

Amor y aliento

Monseñor Jorge Enrique lzaguirre de Perú, compartió en la parroquia San Mateo Apóstol, Centro de la Divina Misericordia, su catequesis en la que les brindó palabras de aliento a los peregrinos, al afirmarles sobre la importancia de decirle sí a su llamado. “Joven el Señor, no toma en cuenta tu pasado, Él nos ama para merecer de su amor, esperando siempre estar dispuestos ante El cómo María y decirles como ella “He aquí la sierva del Señor”.

Concurrida cita

En la Iglesia Nuestra Señora de Lourdes alrededor de 300 jóvenes de lengua portuguesa pudieron escuchar una valiosa catequesis dictada por Monseñor Joaquim Da Silva Mendes Obispo titular de diócesis de Caliabria y presidente de la Comisión Episcopal para los Laicos y Familia de Portugal.

Fue impresionante el número de asistentes que aba­rrotaron para escuchar la catequesis en esta parroquia ubicada en el sector de Carrasquilla, muy cerca del Arzo­bispado de Panamá.

Artículo anterior

Miraron y se maravillaron al ver la cosecha

Siguiente artículo

Carismas distintos por un solo Cristo