ActualidadJMJ Panamá 2019

Miraron y se maravillaron al ver la cosecha

El Chorrillo, es un corregimiento que es conocido por haber sido el sitio donde se registraron la mayoría de las muertes durante la invasión estadounidense en 1989, razón por la cual lo conocen como el barrio mártir.

En este sector se celebró en un horario de 8: 00 a.m. a 1: 00 p.m., el 22 de enero, el Encuentro Mundial de Jóvenes de la Renovación Carismá­tica Católica bajo el título Levanta la mirada, la cosecha está lista, en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud.

Sacerdotes, religiosas y jóvenes laicos de dife­rentes continentes, lenguas y culturas se reunieron en el estadio de futbol Maracaná, el segundo más grande de Panamá, donde con las manos alzadas al cielo, oraron para que el fuego del espíritu descendiera sobre cada uno de ellos y sobre los países de donde provenían.

El evento contó con la participación de líderes mundiales de la corriente de gracia, tales como: Jim Murphy (Presidente ICCRS); Andrés Arango (Presidente CONCCLAT); Padre Raúl de León y Ornar Guzmán (Secretaría Latinoamericana de Jóvenes de la RCC); Comunidad Kkottongnae (Corea del Sur) y Ministerios de Música de Asia, Oceanía y Latinoamérica. Por Panamá animó el Ministerio del Música del Encuentro Nacional de Renovación Juventud (ENRJ) de Chitré, provincia de Herrera.

Sergio Calderón, Coordinador Nacional de la Renovación Carismática Católica en Panamá, expresó que, la Renovación Carismática Católica, vino a celebrar la JMJ con cantos, animación y danzas, entre otras manifestaciones de amor a Dios. “Esta JMJ es una bendición para todos los jóvenes”, agregó.

Entre los países que asistieron al encuentro mundial de jóvenes se encuentran Corea, Es­paña, Nueva Zelanda, Nueva Guinea, Estados Unidos, Brasil, Nueva Guinea, India y todos los de Latinoamérica.

Al finalizar la actividad, gran parte de los asis­tentes decidieron vivir la aventura de caminar a golpe de 2: 00 p.m., desde la Cinta Costera 3, donde está el Maracaná, hasta la Cinta Costera 1, donde está apostado el Campo Santa María La Antigua, ubicado a unos 6.8 kilómetros de distancia, para vivir la Misa de Bienvenida de la JMJ.

iVivencia peregrina!

Artículo anterior

Dejan huellas y crean precedentes en cuidado de la casa común

Siguiente artículo

Catequesis en diversas lenguas