DiócesisPenonomé

Cena benéfica pro campanas

Con el objetivo de renovar las campanas de la parroquia San Juan Bautista de Aguadulce, y mirando el gran significado que éstas tienen de invitar a la oración,  y por su relevancia espiritual,  se llevó a cabo una cena benéfica en pro de las nuevas campanas de este templo.

En este evento participaron 300 personas que acudieron al salón de reuniones de la parroquia San Juan Bautista, quienes compartieron con Monseñor Edgardo Cedeño, sacerdotes e invitados especiales.

Participó el predicador Ariel López, quien dirige el Centro San Juan Pablo II de Panamá, explicó en medio de su mensaje cómo vivir la Semana Santa  y cómo la llegada de las nuevas campanas darán más alegría a la ciudad.

«Las campanas tienen un gran poder espiritual. Cuando se instala una campana nueva en una Iglesia, tradicionalmente son  bendecidas  o consagradas por el obispo o sacerdote encargado», dijo.

Luisa Ortega una feligrés que participa en esta parroquia dijo sentir mucha alegría de saber que serían renovadas las cam-panas pues ella creció en la tradición católica y recuerda que desde niña se exaltaba por la sutil vibración de las campanas como un modo de exaltación espiritual.

Aclara Ortega que no es muy difícil percibir esto, aun hoy por las generaciones presentes… “Nosotros escuchamos el repicar, a lo lejos en ciertos momentos,  y su dulce efecto tranquilizador nos reubica en un tiempo y un espacio más íntimos y más nuestros”, puntualizó Ortega.

Artículo anterior

Caballeros de Colón: Más de 100 años de presencia en Panamá

Siguiente artículo

Actitudes aprendidas de la cultura y la familia