HOMILÍAS DEL ARZOBISPO

Con el Rosario se asegura la victoria de nuestras familias

Redacción

La Iglesia celebra hoy la Fiesta en honor a Nuestra Señora del Rosario o Nuestra Señora de las Victorias, recordó el Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulla Mendieta, al tiempo que indicó que en el siglo XVI hubo la gran batalla de Lepanto, y Ella [La Virgen] fue importante para la historia de la humanidad y de la Iglesia.  

En la eucaristía que celebró desde la capilla del Arzobispado de Panamá, el Arzobispo relató que esa guerra promovida por los turcos-otomanos –nuestros hermanos musulmanes– fue decisiva para que aquel mundo, especialmente Portugal y España, no fuera dominado por los Islámicos, lo que habría significado que hoy muchos de nosotros también estuviésemos rendidos a la cultura y a la religión musulmana. 

DEVOCIÓN. “Si contemplamos los misterios de la fe, aseguramos la victoria de nuestra familia, nuestra casa y nuestra vida”.

“Cuando, hoy, celebramos Nuestra Señora de las Victorias o Nuestra Señora del Rosario, es para decir que el Rosario es nuestra arma poderosa”, señaló Monseñor Ulloa, y aclaró que no consiste solo en una repetición de Avemarías; por el contrario, es una oración mística, profunda, contemplativa y meditativa de la vida de Cristo; “es una victoria para nuestra propia vida”. 

Asimismo, dijo que la victoria de nuestras familias, la victoria de nuestra casa, la victoria de nuestra vida personal está allí en la contemplación de los misterios de la fe.  

Animó a los fieles diciendo: ¡No desistan del Santo Rosario! Reza en casa, reza con la familia, reza en el coche por los menos una vez por semana. “Cada familia cristiana y católica debería reunirse para rezar el Santo Rosario, y las victorias van ser enumeras en tu casa” agregó. 

Texto completo de la homilía de Monseñor Ulloa Mendieta:

HOMILÍA – NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO – 7 DE OCTUBRE 2020

Artículo anterior

Conferencia Episcopal Panameña reitera su posición en torno a la "unión igualitaria"

Siguiente artículo

“No llamen matrimonio a la unión igualitaria”, solicita el MFC