DiócesisPanamá

Consagrados servidores para acompañar a los enfermos

Teniendo como contexto la fiesta de San Camilo de Lelis, el padre Jamed Pacheco capellán de los Hospitales Santo Tomás y de El Niño, consagró y entregó los chalecos a los servidores de cuatro grupos de agentes de pastoral, en una ceremonia realizada en el Seminario Mayor San José.

Emocionado el capellán recalcó que: “Simplemente nuestros enfermos necesitan almas como ustedes que anhelan amar, amar y amar; estoy convencido de que si nos amamos aún más solamente al paso de su presencia en los hospitaes, lograrán entrar en el corazón de muchos hermanos”.

La presencia de cada uno de nosotros en los hospitales es un regalo grandísimo y un signo evidente de que Dios camina con su pueblo en estos lugares, que el Papa Francisco, ha definido como una de las periferias existenciales del mundo de hoy que tenemos que abrazar y acompañar, expresó el Padre Jamed Pacheco durante su homilía.

Tomando como ejemplo a San Camilo de Lelis, el sacerdote felicitó a los voluntarios por responder sí, al llamado de Dios.

Testimonios

Alexis Vargas de la parroquia Cristo Redentor de San Miguelito destacó: “A los 15 años de edad tuve una enfermedad grave, en mi inocencia, le pedí al Señor con mucha fe que me sanara para poder servirle; Dios escuchó mi voz y quise ser como aquel leproso que le dió gracias”.

“La experiencia en el grupo de acompañamiento espiritual de la pastoral de la salud, visitando a los hermanos enfermos y hablándoles de la palabra de Dios, ha sido lo más hermoso que he podido vivir en estos 20 años y espero realizar-la hasta el día de mi muerte” aseguró Alexis.

Celia Brown, de la parroquia San Judas Tadeo de Juan Díaz, pertenece desde hace tres años a la Pastoral de la Salud de estos dos hospitales, afirma: “los días que no asisto me siento vacía. Trabajar con el Padre Jamed, ha sido gratificante, porque los enfermos me han enseñado a ser testimonio de lo que el Señor ha hecho en mí, cambiar mi forma de ser, ahora doy amor”.

Artículo anterior

Ley del Adulto Mayor aún sin implementar

Siguiente artículo

Venerada Virgen de la Merced