Inicio

Cristo presente en la Eucaristía

La celebración del Corpus Christi, solemnidad del Cuerpo y Sangre del Señor, es una fiesta que la iglesia recomienda vivamente para darle realce a la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Cristo está presente también en su Iglesia de muchas maneras: en su Palabra, en la oración, en los pobres, en los enfermos, en los sacramentos; y está presente sobre todo bajo las especies sacramentales de pan y vino, que contienen el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, como enseña la fe. La Eucaristía nos compromete de lleno al servicio, al testimonio y a la solidaridad con los hermanos, es decir, a la vivencia del mandamiento del amor nuevo: “Amaos los unos a los otros, como yo os he amado”. Por eso, en este día del Corpus Christi se nos recuerda que el sacramento de la Eucaristía no se puede separar del mandamiento de la caridad. No se pue-de recibir el Cuerpo de Cristo y sentirse alejado de los que tienen hambre y sed, son explotados o extranjeros, están encarcelados o se encuentran enfermos. Hay que dar de lo que nos alimentamos y contemplamos. Seamos testigos fieles de la verdad de que Jesucristo está realmente presente en medio de nosotros, de que su proximidad misteriosa y fecundamente salva-dora se encuentra en el sacramento de la Eucaristía.

Artículo anterior

En la formación litúrgica no basta la buena disposición

Siguiente artículo

Preocupación por pérdida de la lengua ngäbe en el tiempo