DiócesisPenonomé

“Debemos caminar contra corriente y en salida”

El parque 15 de enero de Antón estuvo abarrotado de fieles para la celebración de la misa campal en honor al Cristo de Esquipulas, que fue oficiada por el nuncio apostólico, S.E.R. monseñor, Miroslaw Adamzyc, y concelebrada por el obispo de Penomomé, monseñor Edgardo Cedeño, el obispo auxiliar de Panamá monseñor Uriah Ashley  y el clero.

En su homilía, el Nuncio resaltó que  Jesús nos recuerda que su vía es la vía del amor, y que no hay verdadero amor sin el sacrificio de sí.

“Estamos llamados a no dejarnos absorber por la visión de este mundo, sino a ser siempre más conscientes de la necesidad y de la fatiga para nosotros los cristianos,  de caminar contra corriente y en salida”, destacó.

Por su parte, el padre Teobaldo Quiros, párroco, manifestó  que el camino es bello pero arduo; “está sembrado tanto de sorpresas fascinantes como de dificultades de todo tipo, pero el peregrino disfruta de la novedad del paisaje, y al tiempo que padece física y emocionalmente  el cansancio extenuante; se siente aliviado al desconectarse de su cotidianeidad”. 

Julio González, feligrés manifestó que este Santo es admirado por todos sus milagros, y que reflejo de eso son los testimonios y las diminutas figuritas de plata y oro en formas de pies o manos que simbolizan los mismos. 

También llegaron los esquipulistas a la capilla Jesús Nazareno, desde diferentes partes de la provincia de Coclé y del país, con sus pequeñas andas bellamente adornadas, acompañadas de violines y  tambores,  y  con la  alegría  de que llevaron el mensajes de oración, paz y amor a cada hogar coclesano.

Peregrinación juvenil

Una gran peregrinación nocturna realizaron los jóvenes en el marco de la fiesta del Santo Cristo. Caminaron orando, meditando y cantando desde Penonomé hasta la parroquia San Juan Bautista de Antón. 

La actividad comenzó desde 8:00 p.m. en la entrada  del  Colegio OTP de Penonomé  y concluyó a las  3:00 de  la  madrugada  en  el  templo  parroquial.

Monseñor Edgardo Cedeño invitó a los jóvenes coclesanos al encuentro con Dios y al servicio a los demás, con el modelo de María. Además, exhortó a las personas a sumarse al voluntariado,  que cada uno lo sea en su comunidad y parroquia.

Los jóvenes tuvieron su espacio con el Nuncio Apostólico, en una conferencia realizada en el stand de la JMJ. “Esta Jornada Mundial, representa que no están solos, todos somos hermanos, un sólo Dios, la misma iglesia y valores”, resaltó.

“En Coclé, para la pre jornada  se necesitan unos 20 mil hospedajes, ya hay 13 mil ubicados, por lo que hacen falta todavía 7 mil sitios de acogida para los peregrinos” dijo el pastor de la diócesis.

Las familias interesadas pueden inscribirse a la página www.jmjcocle2019.org, en la sección logística para que llenen el formulario correspondiente. 

Artículo anterior

Descubriendo su vocación

Siguiente artículo

Los inmigrantes y refugiados no vienen con las manos vacías