Dirección EspiritualEspiritualidad

Ecología integral en los salones de clases

El Año Verde promovido a través de la Coordinación Nacional de Pastoral Educativa y la Pastoral Estudiantil del Ministerio de Educación (MEDUCA), está dando grandes frutos. Muchos son los planteles que han tomado la iniciativa de realizar actividades resaltando el cuidado del medio ambiente, bajo el lema “Somos responsables de la creación que vamos a dejar a las próximas generaciones”.

Uno de ellos, es el Instituto José Dolores Moscote, donde a través de la Pastoral Educativa y la asignatura de Turismo Sostenible, se desarrollan y discuten los temas que componen la encíclica del papa Francisco “Laudato Sí”, que habla sobre el cuidado de la Creación.

“Cabe resaltar que Laudato Sí, no toca para nada el tema de religión, por lo que decidimos incluirlo dentro de la asignatura de Turismo Sostenible, que según el plan, durante todo el primer trimestre, aborda los problemas ambientales, por lo que cae como anillo al dedo para su desarrollo”; dijo la profesora Carmen Carrasquilla, quien imparte la materia.

La docente agrega que los jóvenes de Bachiller en Turismo tienen una amplia visión de la situación ambiental actual que estamos viviendo, y todo esto ha sido gracias a las lecturas de los diferentes capítulos de la encíclica, que no toca la creencia espiritual de ninguno de los estudiantes, ya que cuentan con alumnos de diversas denominaciones religiosas.

Ellos mismos organizaron la Semana Laudato Sí en el instituto.Los estudiantes desarrollaron actividades para resaltar la temática ecológica; hubo conferencias con importantes temas sobre ecología integral por Alberto Agrazal de la Comisión de Justicia y Paz, y sobre Pastoral Indígena, a cargo del padre Félix De Lama. 

Durante estos días se desarrolló una feria en la cual cada grupo presenta Stands en los que expone uno de los temas del primer capítulo como: La cuestión del agua, La inequidad planetaria, Cambio climático, y otros.

Pero, además, dentro de estos temas están desarrollando un proyecto de emprendimiento ambiental, en el cual pintaron bolsas reutilizables para uso en almacenes, recolectaron todo tipo de plástico para llevarlo a una empresa, otros se enfocaron en diseñar o hacer los carrizos biodegradables, y también están promocionand el uso de cubiertos de metal, para que no usemos los de plástico.

Los graduandos sustentarán sobre las 4 rutas turísticas alimentarias como parte del desarrollo turístico sostenible en las áreas rurales. “Con todo esto se busca promover un alto a la contaminación y al mal uso de nuestros recursos naturales, que a la final son problemas que nos incumben y nos afectan a todos”, destacó la Profesora Bernuil Quintero”, quien se hizo presente por parte del MEDUCA.

Artículo anterior

Dinamizar los ambientes

Siguiente artículo

Tareas pastorales exigen mayor compromiso