ComunidadJóvenes

“Existen muchas maneras de llegar al cielo”

Iliana Beatriz Quintero

En la actualidad, la palabra “vocación” representa para muchos jóvenes un tabú, que nos lleva a pensar equivocadamente que la Iglesia nos quiere convertir en sacerdotes y monjas, simplemente porque hay escases de vocaciones. 

Sin embargo, la vocación es más que eso, es nuestra esencia, lo que expresa quienes somos. 

Hablar de vocación es siempre hablar de estar junto a Jesús, no estar solos jamás y no tiene nada que ver con la realización personal. Es el llamado a la vida y a la santidad. 

En días pasados, tuve la oportunidad de unirme a la Vigilia Vocacional, organizada por la Pastoral Vocacional transmitida por FETV y por varias redes sociales. Entre testimonios, oraciones y adoración seguí descubriendo que el llamado de Dios en mi vida es continuo, siempre nuevo. 

Todo dependerá de la disposición y recepción que tengas ante su voz. Algunos momentos importantes que hicieron eco en mi interior fue cuando escuché decir que: “existen muchas maneras de llegar al cielo, por eso existen muchas vocaciones, solo tenemos que pedirle al Padre, que nos indique de qué manera quiere Él, que yo llegue al cielo”. 

La adoración a Jesús Eucaristía fue distinta, por ende, me dejó también una experiencia diferente y profunda.  Jamás pensé que mirar a Jesús Sacramentado, detrás de una pantalla, provocaría en mi interior la sensación de tenerlo más cerca que nunca. 

Los jóvenes solo tenemos una tarea, dialogar con Dios y poner en sus manos el deseo de descubrir nuestra vocación a la vida. No tengo duda que Él nos dirá cuál es nuestro lugar en este viaje llamado vida. 

Artículo anterior

Padre Oriel, vivir con doble vocación

Siguiente artículo

Curas llevan sacramentos a enfermos de COVID-19