DiócesisPenonomé

Exitosa Cena de Pan y Vino

Bajo el lema ‘’Con María nuestra madre, vamos a Jesús”, la diócesis de Penonomé celebró la XXVIII Cena de Pan y Vino, actividad que tiene como objetivo apoyar a las vocaciones sacerdotales, y los diferentes proyectos pastorales que realicen en cada una de las comunidades.
Un ballet folclórico fue parte de la apertura, y de una manera muy alegre participó el afamado folclorista Ceferino Nieto, junto a su conjunto típico. También Los Beachers se hicieron presentes para poner a todos a bailar, compartiendo la alegría de ser Iglesia.
La velada llegó a su cumbre con el testimonio sacerdotal del Padre Pablo Kasuboski, quien pertenece a la orden de los Capuchinos Franciscanos, y es muy conocido por sus grandes proyectos de construcción de acueductos rurales para las comunidades más pobres de Alto Bayano, uno de los más grandes de su tipo en Centroamérica.
“Muchos creen que entrar a los caminos de Dios es vivir fácil, o se trata de fanatismo, sin embargo, hasta que no nos adentramos realmente a caminar de la mano de Dios, no lograremos experimentar los beneficios que él da a aquellos que le obedecen y siguen sus principios”, dijo.
Monseñor Edgardo Cedeño hizo el brindis de la noche, agradeció al equipo organizador, e invitó a los jóvenes a servir a la Iglesia, en el marco de la JMJ Panamá 2019.

Artículo anterior

Ser comunicador también es un llamado de Dios

Siguiente artículo

Expresión de amor por el ambiente