Diócesis

Imagen peregrina de Santa Librada regresa al templo

La primera imagen de Santa Librada que llegó a Las Tablas, en brazos de los españoles, conocida como la peregrina se encuentra en un lugar especial en el templo parroquial desde el pasado sábado 12 de septiembre y tras 107 años de haber sido custodiada por familias tableñas que la acogieron en sus hogares.  

Las familias Villarreal García y De León Villarreal fueron las últimas en custodiar la imagen peregrina, entregada formalmente por representantes de estas familias, y recibida por Monseñor Rafael Valdivieso Miranda al finalizar la celebración eucarística.  

TEMPLO. Formal entrega de la imagen peregrina al Obispo de la Diócesis de Chitré.

Monseñor Cedeño presidió la misa en Acción de Gracias. En su homilía agradeció a la familia Villarreal, la delicadeza de custodiar la imagen durante tantos años, y de manera formal hacer entrega de la imagen de la peregrina. Antes hizo un recorrido histórico de esta devoción que llegó de la mano de los españoles a esta región. 

Aprovechó la ocasión para hacer una aclaración importante acerca de Santa Librada, cuya devoción ha sido escudriñada por un historiador italiano que rescata la fecha de martirio de la Santa: 18 de enero. 

Monseñor Cedeño, con la franqueza que le caracteriza, reconoció que esta devoción ha estado envuelta en un velo de mito y la realidad por fin aclarada por el investigador italiano que rescata la auténtica historia de Santa Librada. 

En tanto que el representante de la familia Villarreal García, en el acto formal de entrega, recordó que por el año 1913 a consecuencia “temblores”, las imágenes religiosas fueron sacadas del templo a fin de resguardarlas. “Fueron distribuidas a familias del pueblo para su resguardo y devoción particular”, aseguró. 

Entre las imágenes estaba la peregrina –dijo- tras confirmar que estuvo extraviada hasta que una persona desconocida se la entregó a la señora Agustina Palomino, que por muchos años la cuidó.

Contó que la respetada señora mantuvo en custodia la imagen de la peregrina hasta el año 1960, cuando la entrega a la señora María de Los Santos Villarreal García, quien la conserva hasta su fallecimiento; pasando luego a sus sobrinas Julieta y Maritza De León Villarreal, que deciden -en este año 2020- pasarla al Consejo Parroquial Santa Librada de Las Tablas.  

Monseñor Valdivieso, en su intervención, al final de la Eucaristía dio gracias a Dios por una devoción que crece en una población que vive su fe. “Las Tablas es una población que expresa la devoción a Santa Librada que tiene un significado histórico, cultural y religioso”, agregó.

Asimismo, dijo que es la expresión de fe de un pueblo creyente, que confía en la intercesión de Santa Librada. “He experimentado y contemplado, la firme devoción del pueblo tableño”, afirmó.  

Artículo anterior

Mensaje de nuestros Pastores

Siguiente artículo

El jubileo de la tierra